Aeroméxico estaría interesada en el Bombardier CSeries de Delta

Como ya habíamos publicado a finales del mes pasado, Aeroméxico estaría interesada en adquirir unidades del canadiense Bombardier CSeries, que realizó una visita de demostración a México a finales de noviembre. Este lunes, según fuentes, el acuerdo implicaría a Delta y su polémica adquisición de más de cien unidades con la reciente tasación de Estados Unidos.

Según fuentes cercanas a la negociación, Grupo Aeroméxico se quedaría con parte del orden de compra por realizado por Delta, socio estratégico y que posee cerca del 49% de sus acciones, como una forma de superar la exorbitante tasa de importación impuesta por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos al avión frente a las acusaciones de subsidios ilegales al programa CSeries por parte del gobierno canadiense.

Las unidades recibidas por Aeroméxico serían producidas en Canadá, mientras que Delta esperaría a Airbus, que adquirió participación marjoritaria en el programa CSeries, producir tales unidades en sus instalaciones en Alabama, lo que evitaría el cobro de tasas de importación.

Fue en septiembre que las autoridades aduaneras de los Estados Unidos anunciaron un impuesto del 300% sobre cada una de las 75 unidades en firme y cincuenta opciones de compra tras acusaciones de Boeing y de Embraer ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) de dumping y subsidios al acuerdo de cinco mil millones entre Delta y Bombardier. Esto porque cada unidad se vendría por un valor cercano a 19 millones de dólares, cuando el valor de producción unitaria se estima en 33 millones y el precio de lista de las aeronaves varía entre 79.5 y 89.5 millones según el propio fabricante, lo que dejó en evidencia la realización de prácticas desleales.

De acuerdo con las fuentes, la compra sería parte del proceso de modernización de la flota de Aeroméxico, que hoy está compuesta por aeronaves de las dos mayores rivales de la canadiense, Boeing y Embraer, respectivamente. La elección de Aeroméxico aún no sería concreta, ya que la aerolínea también desmonstró interés en evaluar la línea E-Jet E2, con el Embraer 190 E2 que aterrizando ayer en México para una demostración.

Hagan sus apuestas. ¿Será que Aeroméxico quedará con el CSeries o dará continuidad al Embraer en su flota, mediante la elección de la segunda generación de E-Jets? Y así se cierra otro capítulo de la novela entre Boeing, Embraer, Bombardier y Delta, y que por fin incluyó a Airbus y ahora a Aeroméxico.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com