México seguirá teniendo aeropuertos “chafas”

  • Columna – Viento en Contra

El atinado discurso de Tony Tyler, director general y CEO de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA),  previo a la inauguración del Singapure Airshow 2016, reveló el crecimiento sostenido de algunas regiones en el mundo en la industria aeronáutica, dejando al descubierto, si se compara, a un México aperezado.

Según revelan las cifras 1992-2013 de la Dirección General de Aeronáutica Civil, en un informe realizado por la Subsecretaría del Transporte, dependiente de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), en México existen 1,469 aeropuertos y aeródromos, administrados por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina-Armada de México, Gobiernos Estatales y Municipales.

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2016, indica que al Ramo de Comunicaciones y Transportes se le asignó un monto por más de 105 mil millones de pesos.  De manera particular, para el Subsector aeronáutico (dependencias como SENEAM, DGAC, ASA) se asignaron millonarios presupuestos que parecen no ser utilizados; las carencias en red de aeropuertos de México, van desde un lápiz en una oficina de comandancia hasta un ILS en aeropuertos que “pretenden” convertirse en grandes.

Para el Desarrollo de Infraestructura Aeroportuaria  se asignó este año un monto de 181 millones 668 mil 473 pesos, recurso que en su mayoría será destinado evidentemente para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Cuidad de México, que costará 120,000 millones de pesos y que empezará a operar a finales del próximo sexenio.

México esta lejos de llegar a ser un Hub aéreo: aeropuertos con conexiones terrestres inadecuadas, falta de infraestructura de primer nivel, carencia de ayudas a la navegación y falta de conectividad en la red de aeropuertos, son algunos otros abismos podemos encontrar.

Al respecto el CEO de la IATA lo expresa de la siguiente manera:

“No tendríamos la industria que hoy tenemos si no fuera por las importantes inversiones realizadas en hubs. Como lo he mencionado antes, Singapur es un gran ejemplo. La creación de centros exitosos es mucho más que poner el concreto de una pista de aterrizaje y la construcción de una terminal

Desde la perspectiva aérea, hay una larga lista de variables: el mercado, el costo, la capacidad disponible, el acceso a través de acuerdos bilaterales, la disponibilidad del tráfico de conexiones, la calidad de la experiencia de los pasajeros, el costo y la calidad de los proveedores disponibles, la tecnología disponible y el costo de operación y acceso eficiente con la capacidad disponible del espacio aéreo. ¡Y esto no es en absoluto la lista completa! El funcionamiento de un hub es un negocio muy complejo y exigente“...

Por mencionar un ejemplo, el Aeropuerto “Internacional” Mariano Matamoros ubicado en el estado de Morelos, que espera reactivar próximamente vuelos de aerolíneas como TAR y VivaAerobus, fue recientemente “remodelado”, anunciando con bombo y platillo por al actual administración estatal que encabeza el “progresista” Graco Ramírez.

Anteriormente a este aeropuerto “avionetero” llegaba la extinta Mexicana de Aviación con sus Fokker 100, Aeroméxico con MD’s y también hizo lo propio Volaris, quienes dejaron de operar a consecuencia de las graves deficiencias. Dicha terminal solamente cuenta con un equipo de ayuda a la navegación, y me refiero al obsoleto  NDB, y solamente se pueden realizar operaciones VMC (Visual Meteorological Conditions) por la falta de infraestructura.

Como este claro ejemplo, existen muchos más en México, y los anuncios de gobiernos municipales, estatales y federales, dejan ver entre líneas un desconocimiento total de la industria aeronáutica, que piensa que solo por construir o remodelar una terminal basta para atraer turismo, derrama económica, conectividad, entre otras.

El impacto en la economía mundial de la industria aeronáutica en el 2015 fue de 2.4 billones de dólares y se generaron cerca de 58 millones de empleos. En Asia y el Pacífico, la cifra es de $700 millones de dólares que inyectaron al Producto Interno Bruto (PIB) y 33 millones de puestos de trabajo se generaron, cifras que a México no le permiten competir.

La desatención por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), hace ver que el slogan “Moviendo a México” sea una mera ocurrencia publicitaria muy alejada de la realidad.

México necesita trabajar en ejes rectores que reactiven al subsector aéreo, siendo cada vez más competitivos con el resto del mundo y con las abultadas aerolíneas internacionales.

No se puede pensar en categorizar a un aeropuerto “Internacional” con una pista de 3 kilómetros, con tres tristes puertas, y un NDB.

¿Qué opinas?

Contáctame @Capibobby

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com