AF447: Nueva investigación acusa a la tripulación por el accidente

A menos de cinco meses para el noveno aniversario del accidente del vuelo 447 de Air France, ocurrido el 1 de junio de 2009 en el Océano Atlántico, una nueva y polémica investigación atribuyó a la tripulación la total responsabilidad por la caída del avión, al mismo tiempo que exime al fabricante europeo Airbus de cualquier responsabilidad, generando una revuelta para las familias de las víctimas.

La investigación fue concluida por jueces franceses hace cuatro años, apuntando Air France y Airbus como responsables del accidente e indicando que ambas iban a responder judicialmente por homicidio culposo [cuando no hay intención de matar] ante la corte correccional de Francia. Pero por apelación tanto de la aerolínea cuanto del fabricante aeronáutico, la primera peritaje de comprobación fue anulada por la Corte Suprema y el proceso que debería ser reabierto en aquel momento, congelado.

Sólo ahora, cuatro años después de la congelación del proceso, nuevos investigadores enviaron un informe preliminar a jueces de instrucción del área de accidentes aéreos colectivos de París, al cual Agence France-Presse (AFP, en francés) ha tenido acceso de forma exclusiva.

Según la agencia, en su informe preliminar, los investigadores establecen como la causa directa o factor primario del accidente la pérdida del control de la aeronave resultante de acciones inadecuadas de pilotaje manual de la tripulación. Y como causa indirecta o factor secundario, insuficiencia de entrenamiento de la tripulación a un nivel elevado.

En esta nueva investigación, la única responsabilidad atribuida a Airbus está en la ambigüedad en la ordenación del procedimiento de pérdida en su documentación, como en la de la aerolínea francesa. En la primera peritaje, además de errores por parte de tripulación, tanto Airbus como Air France tenían su parte de culpa en el accidente.

Este nuevo resultado generó revuelta en las familias de las víctimas, que recurrirán a la Corte de Apelaciones de Francia por considerar el juicio amañado en favor de Airbus. Danièle Lamy, representante de cerca de 360 familiares y amigos de las víctimas francesas, brasileñas y alemanas expresó que el problema de con los tubos pitot fueron subestimado y se lamentó que, en accidentes como este, “la culpa es siempre de los pilotos, que no están aquí para defenderse”.

El vuelo AF447 era operado por el Airbus A330-200 matrícula F-GZCP, que despegó del Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro-Galeão el 31 de mayo de 2009 a las 19:29LT (GMT-3) en dirección a la capital francesa París con 216 pasajeros y doce tripulantes, incluyendo tres pilotos (un capitán y dos primeros oficiales). El último contacto con la aeronave ocurrió tres horas y seis minutos después de su despegue, a las 01:35 UTC (22:35 GMT-3) sobrevolando aguas brasileñas en el Atlántico Sur.

La aeronave dejó la zona de cobertura del radar Atlántico de Brasil catorce minutos más tarde, a las 01:49 UTC, entrando en la zona de control Dakar Océanico, coordinado por Senegal. A las 02:01 UTC, el capitán dejó la cabina y se retiró a descansar, traspasando el control de la aeronave a los dos primeiros oficiales. La aeronave impactó en las aguas del Atlántico a las 02:14 UTC a una velocidad vertical de 151 nudos (280 kilómetros por hora) y una componente de velocidad horizontal de 107 nudos (195 kilómetros por hora), respectivamente, como consecuencia de una pérdida.

No hubo sobrevivientes. Se supone que todos los 216 pasajeros y doce tripulantes murieron de forma instantánea al impacto, la mayoría de ellos durmiendo y sin percibir la caída vertical, que duró sólo tres minutos y treinta segundos. Las grabadoras de datos (FDR) y voz (CVR) sólo se localizaron un año después del accidente a una profundidad de 3.000 metros, así como algunos restos del fuselaje y cuerpos, que descansan eternamente en el fondo del mar. 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com