Boeing 727… el varón de los cielos

El 5 de diciembre de 1960 el fabricante estadounidense Boeing anunciaría el inicio de la construcción de un nuevo modelo que prometía realizar vuelos de corto y mediano alcance, con la capacidad de despegar y aterrizar en pistas “cortas” en comparación con los requerimientos operativos de su antecesor, el Boeing 707.

Inicialmente, el Boeing 727 en la versión 100 sufrió –como en la mayoría de los proyectos- procesos de diseño sobre las mesas de dibujo y se contemplaron varios “performance” (desempeño) del nuevo avión.

Luego del revolucionario Boeing 707, los operadores requerían de aviones de menor envergadura, con la capacidad de cubrir rutas de menor recorrido y enfrentar una infraestructura aeroportuaria con carencias, muy alejada de lo que hoy conocemos.

Al mismo tiempo, las aerolíneas, principalmente, no eran capaces de precisar en las reuniones con Boeing sus necesidades; aviones cuatrimotores, bimotores, trimotores, era la especial preocupación al respecto y las opiniones eran opuestas.

En esos años, Boeing se veía obligado a demostrar que era capaz de competir en un mercado con rivales poderosos que mostraban sus nuevas máquinas, como Lockheed, Convair, y Douglas, que preparaba la salida del DC-9; además, de experimentar competencia en el exterior para dicho segmento de mercado, con aviones como el Havilland Trident, Sud Aviation Caravelle y British Aircraft Corp. BAC 1-11.

Algunos ingenieros de la Boeing desacreditaron y catalogaron de “arriesgada” la nueva propuesta, que probablemente por el diseño per se y la cantidad de motores no veían viable. Al tiempo que el fabricante se encontraba construyendo los B707, luchando contra los costos operativos, puesta en marcha y producción del mismo.

Ciertamente estos efectos podrían ser riesgosos para el punto de equilibrio de ambos equipos que prácticamente saldrían uno a uno de las plantas de Boeing; lo que nunca imaginaron, aquellos detractores del proyecto, es que este nuevo trimotor sería el primero avión en la historia del fabricante en romper la marca de 1,000 ventas.

Para 1960, ya se contaban con los primeros 40 pedidos, los interesados iniciales United Airlines, Trans World Airlines y la que se convertiría en el cliente de lanzamiento, Eastern Airlines.

El Boeing 727-100 fue el primer avión sometido a pruebas rigurosas de fatiga, de poseer controles de vuelo mucho más sofisticados que sus antecesores, contar con tres juegos por cada semi ala de aletas hipersustentadoras (flaps) y con una Unidad de Potencia Auxiliar (APU), indispensable para servicios aeroportuarios deficientes.

Para el 27 de noviembre de 1962 -dos años después del anuncio- en el Aeropuerto Municipal de Renton, Washington, se presentaba por primera vez –rollout- ante cientos de espectadores el primer Boeing 727 que lucía una esquemática en tonalidades amarillo-limón y cobre-marrón, livery muy similar al del Dash 80.

Tres meses después, -para ser precisos- el 9 de febrero de 1963, sonaban en la pista del Aeropuerto de Renton los potentes motores Pratt & Whitney JT8D que impulsaban al primer Boeing 727 en una carrera de despegue y posteriormente en lo que sería su primer vuelo, mismo que registró una duración de 2 horas y 1 minuto, cuando llegó a la otra planta del fabricante en Paine Field, al norte de Seattle.

A pesar de los 40 pedidos iniciales, las finanzas del proyecto necesitaban un mejor punto de equilibro para continua la producción del equipo; la estimación inicial era de casi 200 aviones en orden, número que para 1962 aún no se había cumplido; con la adición de Trans World Airlines a los pedidos, apenas sumaban 90 de ellos.

Con el objetivo de estimular las ventas, se decidió emprender una gira mundial con el Boeing 727 recorriendo 76.000 millas náuticas y llegando a 26 países diferentes… la gira fue un éxito.

Luego de varios ensayos, el avión fue certificado por la Administración Federal de Aviación (FAA) y más tarde en 1964, entró en servicio para Eastern Airlines.

Originalmente, Boeing planeaba construir un orden de 250 equipos, sin embargo, demostraron ser tan populares –especialmente la versión 727-200 con capacidad para 189 pasajeros- que se construyeron un total de 1.832 aviones de varias versiones en la planta de Renton, Washington.

Además de las variantes, se incluyó un modelo combi que era capaz de ajustarlo a las necesidades de la operación con un “cambio rápido” de pallets desprendibles por asientos.

Prácticamente en todo el mundo voló un Boeing 727, con diferentes esquemáticas, pero con detalles muy particulares como el diseño del empenaje en “T”, motores atrás y una cabina que compartía con el Boeing 707 y posteriormente con las primeras versiones del 737.

Varios operadores disfrutaron de este elegante modelo como: American Airlines, Northwest Airlines, Pan Am, United, FedEx, DHL, Delta Airlines, Mexicana de Aviación, Aerolíneas Internacionales, TAESA, SARO, Aviacsa, Líneas Aéreas Suramericanas, Aeropostal, Varig, Avianca, Aerolíneas Argentinas, LAN Chile, Alitalia, Tatarstan Airlines, Qatar Airways, entre muchas más otras.

También, fueron utilizados como aviones Boeing Business Jet (BBJ), de hecho, el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tuvo un Boeing 727-100 que lo adquirió con American Airlines.

En México, fue utilizado como avión presidencial durante la administración de López Portillo, quien le compró dos a Eastern Airlines y posteriormente fueron bautizados Quetzalcóatl I y II, respectivamente, sirviendo mucho para sus giras mundiales, pero fueron opacados por los elevados costos de operación y la profunda crisis que vivía en aquellos años el país.

Sin duda el Boeing 727 revolucionó la manera de viajar, alcanzando velocidades muy superiores a las de sus competidores en vuelo (hasta Mach 0.82), con una autonomía sin igual y demostrando una fiabilidad única en la industria aeronáutica.

Afortunadamente y después de 55 años de su primer vuelo, hoy en día podemos observarlos, no muy a menudo, pero es posible, en algunos lugares del mundo. Por lo menos en México la Policía Federal (PF) aún los opera y se pueden ver en el AICM.

En septiembre de 1984 y después de una producción de 22 años, se entregó el último avión Boeing 727-200F a Federal Express –por cierto, uno de los mayores operadores del modelo-. El 727, el proyecto “arriesgado” se había convertido en uno de los aviones comerciales más vendidos de la historia.

Boeing 727

Primer vuelo 9 de febrero de 1963
Número de modelo 727-100
Clasificación Transporte comercial
Alto 108 pies
Longitud 133 pies 2 pulgadas
Peso bruto 170,000 libras
Velocidad máxima 632 mph
Velocidad de crucero 570 mph
Distancia 3,110 millas
Techo de servicio 36.100 pies
Potencia Tres motores P & W de 14.000 libras de empuje
Espacio 131 pasajeros

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com