Boeing vs Airbus ¿Quién ganará esta batalla?

Los dos gigantes de la construcción de aeronaves se enfrentan por el mercado del fuselaje angosto. Cada uno ha hecho sus apuestas y ahora solo queda esperar los resultados de la contienda en la que participan el Airbus A320 neo y el Boeing 737 MAX.

En el marco de La Semana de la Innovación, que se celebró en Hamburgo, Alemania, se sintió la tensión entre el fabricante europeo Airbus y el norteamericano Boeing. Mientras Airbus anunciaba los avances en su tecnología y los nuevos gadgets que prometen cambiar la forma de construir aeronaves, Boeing anunció que consideraría la opción de lanzar una nueva variante del 737 MAX, aún más larga para competir con al A321neo, que ha obtenido una gran cantidad de órdenes y el cual no tiene competencia directa -al menos por ahora-.

Para poder propulsar el nuevo Boeing 737 MAX “alargado” al que aún no le han puesto nombre, se necesitarían motores más potentes que los CFM LEAP-1B usados en el resto de la familia MAX. El CFM LEAP-1A, instalados en la familia A320-neo de Airbus, fue el candidato que Boeing escogió para su eventual proyecto.

Ante los anuncios de Boeing, John Leahy, director de ventas de Airbus, no se hizo esperar y bautizó inmediatamente al proyecto como el “Boeing 737 MAD MAX”, considerando que era una propuesta algo descabellada y desesperada de Boeing al ver que Airbus se estaba llevando una buena parte del mercado con su nuevo A321-neo. Ejecutivos de Airbus expusieron varios puntos que hacen ver al “MAD MAX” realmente loco, como su apodo lo indica.

Y mientras Boeing lanza proyectos descabellados, Airbus ha incursionado en el negocio de los planeadores, pues aún no tienen propulsión para los A320-neo que deberían llevar motores Pratt & Whitney, luego de descubrirse una falla en el diseño de los motores que al día de hoy no ha sido solucionada. Sin embargo, a pesar de la falta de motores, Airbus ha decidido continuar la producción de sus fuselajes a la espera de que P&W solucione el problema. Tom Williams, COO de Airbus fue quien afirmó que estaban produciendo unos “hermosos planeadores” que esperaban por sus Geared-Turbofan PW1100G.

Pratt & Whitney PW1100G

Pratt & Whitney PW1100G

Este problema de los Airbus neo con Pratt and Withney ha generado retrasos en la entrega de decenas de aeronaves. El CEO de Qatar Airways, Akbar Al Baker, ha anunciado que no recibirá su primer A320-neo por venir con motores PW1100G ya que considera que estos tienen inconvenientes y en ciertas circunstancias requieren más tiempo para iniciar. El “cliente infeliz” de Airbus afirma que cambiarán la opción de motores para sus A320neo por los CFM y que, en caso de no poder llegar a una solución con el consorcio europeo, cambiaría sus órdenes a Boeing por el 737NG, para luego convertirlos en 737 MAX.

El inconveniente con los motores del nuevo A320 no es, sin embargo, el único que preocupa a Akbar Al Baker, la demora en la entrega de los A350 también ha sido tema de discusión. Airbus ha tenido problemas con el proveedor de interiores para sus aviones, razón por la cual no están listos, así que en Qatar Airways han tenido que cancelar vuelos y se han generado muchos traumatismos por la demora en la entrega de las aeronaves que han ordenado, no solamente a Airbus, sino también a Boeing, a quienes también se les presentaron inconvenientes con el 787 Dreamliner.

Lo mejor de esta contienda es que ahora han ingresado dos nuevos participantes al mercado. La compañía canadiense Bombardier y Embraer de Brasil tienen sus respectivos modelos para competir en el mercado de los 100 a los 130 asientos. El CSeries de Bombardier ha recibido órdenes gigantescas, mientras que el Embraer E2 -una nueva versión del E190-, ya hizo su primer vuelo y demostró las capacidades que tiene.

E190-E2

Embraer E190-E2 en su primer vuelo

Con respecto a las órdenes que ha recibido el CSeries, John Leahy afirmó que Bombardier ha vendido el avión gracias a los descuentos que ha ofrecido, pero que le estaría perdiendo dinero a cada unidad y que, de ese modo, el negocio podría terminar muy pronto para el fabricante canadiense.

Al final de este debate y después de ver los percances que cada uno de los fabricantes ha tenido en los últimos meses, así como la distribución actual del mercado de aeronaves, lo único que se puede afirmar es que Airbus y Boeing se siguen llevando “la tajada más grande del ponqué”; y mientras Boeing decide si le compite al A321 o Airbus soluciona sus retrasos, los dos gigantes suman órdenes por cerca de 8.000 unidades y están produciendo más de 100 aeronaves mensualmente entre los dos, al tiempo que Bombardier busca la forma de producir esa misma cantidad en un año y Embraer comienza hasta ahora la etapa final de certificación de sus E2. Así que después de todo, el A320 y el Boeing 737 seguirán dominando el paisaje de los aeropuertos del mundo.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com