Después de 80 años regresa el Stinson a Aeroméxico

Una máquina del tiempo devolvió de 1934 al 2017 un avión a su casa. Después de 83 años les recordó a los actuales colaboradores de Grupo Aeroméxico su esencia, y los primeros pasos que hoy en día le han otorgado el título de ser la aerolínea bandera de México.

Fue en esos tiempos que la aviación era el resultado de una revolución industrial y el comienzo de las operaciones comerciales en nuestro país. Antonio Días Lombardo, un hombre de negocios, visionario del transporte, y quien fuera dueño de lo que hoy conocemos como Aeroméxico, decidió que el Stinson SR 5A, era la mejor opción para iniciar un legado.

En el hangar oriente propiedad de la aerolínea, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, se celebró el regreso del primer avión que un 14 de septiembre 1934, inició el primer vuelo comercial de la aerolínea entre la ruta Ciudad de México y Acapulco, Guerrero.

El evento estuvo a cargo del Dr. Andrés Conesa, CEO de Grupo Aeroméxico, en compañía de Corneel Koster, Director Ejecutivo de Operaciones y Mantenimiento, y Miguel Peláez, Director General de Aeronáutica Civil.

Andrés Conesa recordó el inicio de las operaciones y la constitución legal de la compañía un 7 de noviembre de 1934.

“En tres meses el Stinson realizó 45 vuelos redondos en la ruta Ciudad de México-Acapulco y también operó rutas especiales a Tehuacán, Puebla y Oaxaca”. Así fue como Aerovías de México se dedicó a desarrollar su red y posicionamiento como la aerolínea bandera en nuestro país”, apuntó el CEO.

Fue hace dos años que Grupo Aeroméxico contactó al propietario de la aeronave, el Capitán Bob Seneberg, un piloto que voló durante más de 40 años en aerolíneas comerciales en los Estados Unidos, y que decidió después de varias charlas, vender la aeronave a la compañía.

Dicho avión que inicialmente estaba registrado bajo la matrícula XA-AJI, es el único aparato SR 5A que existe actualmente en todo el mundo. Ahora porta la matrícula norteamericana NC14163.

Stinson Aircraft Company, se constituyó como fabricante de aeronaves en Estados Unidos en 1920; durante su tiempo de vida fabricó 1,300 aviones Stinson.

Durante cuatro meses, los trabajos de pintura, acondicionamiento, mantenimiento estuvieron a cargo de un equipo multidisciplinario de Grupo Aeroméxico y la Fuerza Aérea Méxicana (FAM), que le devolvieron la esencia al avión. La Administración Federal de Aviación (FAA), fue quien proporcionó todos los datos técnicos para poder realizar el mantenimiento adecuado a la aeronave.

El avión llegó a casa el pasado 3 de junio del 2016 a la Base Aérea de Santa Lucia en un vuelo desde la ciudad de Washington. Se emplearon 240 galones de gasavión para todo el recorrido que realizó varias escalas por diferentes ciudades de la comunidad americana.

En los controles, los Capitanes Bob Seneberg y Rafael Garfias Arreola, este último, instructor del Boeing 737 de Aeroméxico, quien participó en una convocatoria para traer a casa la leyenda.

En una entrevista exclusiva para Transponder 1200, el Capitán Garfias Arreola, que sumó un total de 40 horas en el Stinson, nos comentó sobre la preparación previa para poder volar el avión. Después de ser seleccionado, tuvo que tomar un curso de aviones de patín de cola (tailwheel endorsement).

Fue una grata sorpresa que me hayan escogido en esta convocatoria. La compañía pidió varios requisitos que afortunadamente cumplí, uno de ellos era tener experiencia en aviones ligeros y a pesar de volar equipos comerciales, siempre me he mantenido muy de cerca en la operacion de esta clase de aeronaves, gracias a que regularmente mi hijo y yo rentamos aviones Cessna 152 ó 172 y los volamos”, comentó el piloto.

El evento también contó con la presencia de Don Julio Zinser, hijo del piloto legendario que voló el Stinson SR 5A. Durante una entrevista exclusiva para Transponder 1200, recordó con añoranza las aventuras de su padre Julio Zinzer.

Al subirme al avión sentí el espíritu de mi padre y recuerdo muchas platicas en relación a la aeronave”. “Él tuvo la oportunidad de volar con Agustín Lara y María Esperanza y María Paz Águila Villalobos Las hermanas Águila”, comentó. “Mi padre fue un amante de las carreras de caballos, coches y cuando vio los aviones en Alemania dijo que quería volar”.

El Stinson SR 5A, será llevado a la Base Aérea de Santa Lucia y en donde permanecerá un una exhibición. Eventualmente el avión volará en eventos especiales.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com