Eastern Air Lines vuelo 401 y la pérdida de consciencia situacional

En la analogía de historia en accidentes de aviación, existen diversos factores que influyen en un evento de esta naturaleza y existen 2 graves casos que les une una peculiaridad: uno es la anti-tesis del otro en materia de conciencia situacional.

Era el vuelo United 232 de aquel 19 de julio de 1989, cuando tras una hora de vuelo el motor dos del McDonnell Douglas DC-10 explotó intempestivamente, causando que los alabes al salir expulsados dañaran considerablemente el cableado de control del empenaje así como líneas del fluido hidráulico del avión, imposibilitado para su dirección y sin el control de superficies sustentadoras, dejando a sus 296 ocupantes prácticamente sentenciados a la tragedia.

Sin embargo, los tres tripulantes y un asesor del equipo -que viajaba como pasajero- no olvidaron el criterio básico de “estabiliza, comunica y navega”, avocándose ante tan adversa situación y logrando “milagrosamente” dirigir al avión al Aeropuerto de Sioux City (Iowa).

Al direccionarlo a ese destino, con los motores asimétricos, en una maniobra perfectamente coordinada a pesar de las dificultades, la tripulación de vuelo orquestó un Crew Resource Management (CRM) y una consciencia situacional capaz de continuar volando, a pesar de estar conscientes de que no existía forma alguna de aterrizar el avión más que a una muy alta velocidad, tras la incapacidad de los sistemas que hacen funcionar las superficies hipersustentadoras. La carrera de aterrizaje resultó sumamente violenta partiéndose el avión de fuselaje ancho sobre la pista durante el contacto. El saldo, 111 ocupantes muertos. 

Pero la historia –en factor- es sumamente distinta al vuelo 401 de Eastern Air Lines, con 163 pasajeros y 13 tripulantes, ocurrido el 29 de diciembre de 1972, la tragedia es marcada por la falta de consciencia de la tripulación de vuelo. Durante la aproximación a pista del Aeropuerto Internacional de Miami, Florida, el Lockheed L-1011 TriStar, matrícula N310EA, terminó impactado en los pantanos de Everglades, y es que durante esa fase la tripulación notó que uno de los pequeños focos indicadores del tren de aterrizaje no encendió, cuando ellos activaron la palanca (tren abajo), atrayendo la atención de los tres pilotos y centrándose en esa nimiedad.

Durante el atípico evento, los pilotos jamás notaron que accidentalmente habían desactivado en piloto automático, aumentando –sin percatarse- de un considerable incremento en el régimen de descenso mientras discernían largamente sobre el fallo de la bombilla dejando que el Lockheed L–1011 se precipitara hacia el terreno. Conjuntamente, los pilotos permitieron la “inviable” actitud de vuelo, ocasionada por una pérdida de consciencia situacional al asumir erróneamente que “todo marchaba bien”. El tiempo no perdonó, cuando se dieron cuenta, ya era muy tarde.

Ambos casos resultan ser diametralmente contrastantes toda vez que en el caso del United 232 la magnitud de los daños en ese momento dejaban un nulo margen de salvación al vuelo y sus ocupantes, sin embargo la pericia, coordinación y la extraordinaria ejecución de la CONSCIENCIA SITUACIONAL COLECTIVA, llevó a este accidente a ser considerado toda una osadía -amen de la pérdida humana-, pues el haber salvado a 185 personas de las garras de la tragedia es realmente una proeza, cuando prácticamente todo estaba perdido.

Pero no fue lo mismo durante el vuelo 401 de Eastern, donde un simple foco fundido originó la primera tragedia en la historia de aviones comerciales de cabina ancha, culminando con la muerte de 101 personas, situación donde en teoría no tendría siquiera que accidentarse ante tales circunstancias ya que el entorno aéreo funcionaba a la perfección y sin embargo el factor decisivo para la tragedia fue la FALTA DE CONSCIENCIA SITUACIONAL CONJUNTA en cabina de mando.

Decía el Maestro en Peritajes de Accidentes de Aviación, Don Andrés Pérez Zentella (QEPD), que:

La falta de conciencia situacional es simplemente dar por hecho una situación normal cuando esta es adversa ante la ausencia de conciencia (sic), factor que a la postre a resultado en diversas tragedias por lo cual esto es un aspecto humano para administrar adecuadamente y que aborda ampliamente el CRM.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) define a la Conciencia Situacional, como:

El hecho de mantener un cuadro mental completo de los objetos y eventos circundantes así como la capacidad de interpretar aquellos eventos para un uso posterior. La conciencia situacional comprende conceptos tales como atención y vigilancia”.

Deja tu comentario.
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com