El adiós definitivo de la sonda Philae

La Agencia Espacial Europea, ESA, decidió desconectar el pasado 27 de julio la interfaz que se utiliza paras las comunicaciones entre la nave espacial Rosetta y su aterrizador, Philae, que ha estado en silencio desde el 9 de julio de 2015.

La desconexión del Electrical Support System Processor Unit (ESS) es parte de los preparativos para el final de la misión de Rosetta. A finales de Julio de 2016, la nave espacial estará a unos 520 millones de kilómetros del Sol, y afrontará una pérdida significativa de energía – sobre 4W por día. Con el fin de continuar las operaciones científicas en los próximos dos meses y para maximizar su retorno, es necesario comenzar a reducir la potencia consumida por la carga útil de los componentes no esenciales a bordo.

Ninguna señal ha sido recibida por Rosetta de Philae desde Julio de 2015, y a principios de este año, el módulo de aterrizaje fue declarado en estado de hibernación eterna. A pesar de esto, la conexión se mantuvo hasta ahora ante la posibilidad de que Philae despertase. Aunque Rosetta ha sobrevolado el cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko a tan sólo 10 kilómetros de su superficie, no se ha recibido ninguna señal desde el módulo de aterrizaje.

La decisión fue tomada por el director de la misión y llevada a cabo por el Centro de Operaciones de la Misión Rosetta, en coordinación con el Centro de Control DLR.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com