Ella es Stephanie Johnson, la primera mujer capitán afroamericana de Delta

Con más de 20 años de experiencia como piloto en aerolíneas comerciales, Stephanie, se ha convertido en la primera mujer capitán afroamericana de Delta Air Lines. A través de una entrevista, ella misma es quien relata su paso por la aviación y el gusto que desde niña tiene por los aviones.

Delta Air Lines, se ha caracterizado por ser una aerolínea que respeta los derechos universales de sus integrantes a través de diversas campañas internas que solidifican aún más el respeto a sus diversidades. A lo largo de este mes, Delta se encuentra difundiendo entre sus empleados el programa “Delta’s Very Own Heroes” que deja al descubierto la marca que han dejado los pilotos afroamericanos en la compañía.

Stephanie Johnson, es un piloto con sede en Detroit, que ha vivido una época donde los derechos de los afroamericanos en la comunidad americana han evolucionado para bien. Cuando tuvo uno de sus primeros empleos en Northwest Airlines, comentó que en aquél entonces tan sólo existían 12 mujeres pilotos afroamericanas en aerolíneas comerciales en el país.

 ¿Cuál ha sido el momento más gratificante de su carrera?

Una de las partes más gratificantes fue la participación en la Academia de Aviación de Detroit durante 18 años como instructor de vuelo, y donde ocupe el cargo de director. Otro momento fue cuando el gran músico de Jazz Lionel Hampton, fue a bordo en uno de mis vuelos. Él estaba en una silla de ruedas, y cuando llegó una de mis asistentes de vuelo a avisarme no dudé en acercarme a él”.

¿Cuál fue tu inspiración para convertirse en un piloto?

No hubo familiares ni personas cercanas pilotos en mi vida; creo que soy la primera persona en mi familia en graduarse de la universidad. Pero desde muy joven he estado fascinada con los aviones y pensaba: “Qué gran experiencia sería saber cómo volar”.

En la escuela secundaria, mi profesor de la física, el señor  White, mencionó que tenía un avión, y cuando le pregunté si podría ir con él a volar,  estuvo de acuerdo, siempre y cuando pudiera conseguir un par de mis amigos para venir y pagar el combustible. Afortunadamente conseguí que dos de mis más valientes amigos me acompañaran”.

Despegando desde el aeropuerto Burke Lakefront, en Cleveland, en su Piper Cherokee fue la emoción de mi vida. Una vez que estábamos en el aire, me dejó volar el avión. Nunca olvidaré haber mirado el horizonte y el lago Erie sobre una de las alas y la ciudad de Cleveland sobre el otro”.

Uno de los primeros trabajos de Stephanie, fue en la tienda de videos Blockbuster y después como personal de tierra en algunos aeropuertos. Aprendió a volar cuando se encontraba en la universidad estatal de Kent, después de unos años fue instructor de vuelo, y fue contratada por una compañía aérea de Detroit, donde tuvo la oportunidad de ganar dinero y obtener más y mejores experiencias antes de solicitar trabajo en Northwest Airlines. Fue contratada por la aerolínea en 1997 como la primera mujer piloto afroamericana.

 

 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com