Empezó el proceso formal de reemplazo de los Embraer 190 de Austral

En el fin de semana pude confirmar que aquello que había mencionado el CEO de Aerolíneas durante la presentación del MAX 8 ya había dado su primer paso formal. Gente de la compañía me confirmó que ya se envió a cuatro fabricantes el RFP (Request for Purchase) en el que se piden condiciones para la compra de un avión que reemplace al Embraer 190AR que actualmente opera Austral Líneas Aéreas.

Ya en ese entonces, en la conferencia de Mario Dell’Acqua, se hablaba de cuatro constructores, y a mí me faltaba uno. Grande fue mi sorpresa cuando pude hablar con él en el pasillo del MAX y me confirmó que los candidatos incluían a Bombardier y su CS300.

La lógica del reemplazo es simple. El EMB-190AR es un gran avión de 96 plazas, que tiene un costo de operación acotado, pero similar a aviones más grandes. En un contexto de crecimiento del mercado doméstico, tiene más sentido ocupar el slot de aeropuertos y cubrir la demanda de la ruta con un avión más grande y de costos fijos similares. A mayor cantidad de pasajeros, esos costos se dividen entre más asientos y por ende, el rendimiento de la ruta mejora.

Entonces, los nominados para el reemplazo del E190AR, apodado afectuosamente -y con alguna intención- “pingüino”, son:

Embraer (¿Boeing?) 195-E2

El más grande de la famila de jets E2 de Embraer es un número puesto: más allá de la evolución de la familia de los E-Jets, su capacidad y rango lo hacen ideal para las rutas que va a cubrir.

El total de asientos sería de 132 en configuración de clase única (seamos realistas, para el vuelo de cabotaje que generalmente hace la flota de Austral, no hace falta otra clase ejecutiva), o 120 en configuración de dos clases, con 12 + 108. Con 4,500 kilómetros de alcance máximo y un techo de servicio de 41.000 pies, es una buena alternativa.

Bombardier- Airbus CS300

El CS300 es, sin dudas, mi candidato. Ya probado y con una cartera de pedidos importante, tiene mayor capacidad (hasta 160 pasajeros en una clase, y 130 -12+118- en 2), mayor alcance de 6,100 kilómetros y elementos de innovación que los competidores no tienen. A partir del estado actual de la disputa con Boeing, y el respaldo de Airbus, la CSeries captará un mercado que los dos mega constructores habían dejado de lado, y que ha vuelto con todo.

Boeing 737-800 / Airbus A320

La otra opción que se maneja es estandarizar la flota de AU y AR en una sola línea bajo el 737-800, lo que redundaría en la capacidad de transportar pasajeros, y haría más simple la logística de operación del grupo. Se mencionó a Airbus con el A320, pero para traer un avión tan grande como el A320 -para la ruta y misión actual, está claro- y tener que cambiar todo el soporte logístico y de operaciones sería complejo y antieconómico. Si fueran a elegir un avión de estas características, diría B737-800 de Boeing y listo. Tampoco sería una mala idea.

Si ambos constructores apuestan finalmente a ofrecer las variantes de última generación (MAX 8 y A320neo), habrá que ver si los beneficios aparejados a estas nuevas aeronaves realmente merecen la pena en comparación con lo existente. Si para una ruta corta y de relativamente baja demanda no se aprovechan las oportunidades y termina sobrando avión, será tan antieconómico como si faltara. El punto, siempre, es el equilibrio.

Aun cuando quieran asociar el recambio de aeronave a un achicamiento de la empresa, la verdad es que es todo lo contrario: buscar aprovechar mejor las rutas y ampliar la capacidad es un síntoma de crecimiento. Buscar un equipo que tenga una mejor ecuación de costos, además implica madurez.

Quedará revisar cuál es el destino de los E190AR, que aún envueltos en ciertas dudas de su costo y modalidad de adquisición, se han mostrado como unas máquinas nobles y muy acertadas para el esquema que mantuvo Austral hasta ahora. ¿Cuál es el próximo paso para AU? ¿Irá a un modelo Low Cost, para competir en igualdad de condiciones con Flybondi, Avianca y Norwegian? ¿Se integrará a la estructura de Aerolíneas?

Si me preguntan a mí, la idea de llevar Austral Líneas Aéreas a un modelo ULCC sería ideal: varios grupos de los “grandes”  -IAG, Lufthansa, KLM-Air France, entre otros- tienen sus líneas low cost, y generalmente son actores principales de las finanzas del holding. Vueling y Eurowings, por citar algunos casos, son compañías asociadas que aprovechan bien el esquema. Trataremos esto en extenso, pero creo que es el momento para que Austral cambie de modalidad. Y con el hielo del low cost ya roto por Flybondi, hay un costo menos para implementarlo.

La estrategia de reemplazo de los Embraer 190AR será 1 a 1: por cada avión nuevo que llegue, se irá retirando un 190. La cadena de soporte está garantizada, desde la última renegociación. Quien no  haya todavía probado un “pingüino”, se lo recomiendo. Más allá de toda su polémica, es un avionazo.

Foto: Robert Underwood

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com