FAM: sinónimo de impunidad en accidentes aéreos

A la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) no solo le caracteriza su condición improductiva al país, ahora también es estigmatizada por su alta indecencia de accidentes aéreos que a la postre no solo han costado muertes y miles de millones de pesos con cargo al contribuyente, sino que estos quedan en la total impunidad a falta de una rendición de cuentas por parte el régimen castrense en aras de un mito llamado “Seguridad de Estado”.

SEDENA el verdugo

Y es que para la SEDENA el puntual financiamiento anual que le brinda la Cámara de Diputados no deja de ser oneroso para un país en crisis económica amen de ser caracterizado por su pacifismo –derivado de la doctrina Estrada-, tan solo en el presente años les fueron asignados los nada despreciables $4,416 millones de pesos para “gasto e inversión” -el más bajo de lo que va del sexenio peñista- monto que queda bajo toda discrecionalidad de esa dependencia y misma que a su vez asigna el gasto de inversión a la FAM en la adquisición de material e implementos aéreos sin pleno conocimiento de lo que al rubro implica con todo lo que en ello ha derivado en materia de accidentes aéreos.

Negros Números

Todavía está fresco en la memoria aquel desfile militar de septiembre de 1995 cuando en el evento aéreo un F-5 impacto contra un T-33 provocando la reacción en cadena con la pérdida de 4 aeronave en total y 5 elementos aviadores fallecidos al desplomarse en plena demostración en la zona de Cuajimalpa sin que a la fecha nadie explique ¡qué superioridad tuvo la “genialidad” de mezclar aeronaves supersónicas a bajas velocidades a la misma altitud de subsónicas¡

Más reciente, aun cuando el pasado miércoles 18 de agosto el par de “Texans” que durante maniobras de prácticas colisionaron en pleno vuelo en las inmediaciones de la Base Aérea de Santa Lucia, resultando sus tripulantes ilesos al eyectarse; sin embargo para la naturaleza de  dichas maniobras todo accidente pudieran ser “normales” al ser por si mismas de alto grado de riesgo –y mismos que no dejan de ser susceptibles de investigación- y que sin embargo este tipo de vuelos en nada justifican los 132 aviones perdidos accidentalmente hasta el 2015 en la historia de la FAM, negros números que la hacen la Fuerza Aérea más accidentada en Latinoamérica.

Y ya sin mencionar los incidentes de aviación, o bien los “tan solo” 04 accidentes en los últimos 04 meses donde se perdieron la vida de 7 tripulantes y 4 aeronaves en diversas maniobras, mayoritariamente no acrobáticas, y ni qué decir del C-130 “Hercules” que apenas hace un par de días sufrió de un incidente en el Aeropuerto de Culiacán (CUL) al colapsar el tren de aterrizaje trastornando las operaciones civiles del aeropuerto, actividad que si es productiva.

La Impunidad

Pero más allá de toda fatalidad y a pesar de tan alta afluencia no existe siquiera pronunciamiento alguno en cuanto a medidas preventivas o de resolución en la materia, ni SEDENA ni la FAM presentan esquema alguno en la implementación de medidas acordes a reducción de tan considerables pérdidas tanto materiales como humanas (CRM, SMS) lejos de ello, simplemente hacen uso discrecional de los pasivos aéreos de la nación sin empacho alguno y sin dar cuenta alguna a quienes mantenemos toda esa infraestructura, donde la única cualidad que tienen es la de carecer de operaciones seguras.

Incertidumbre

Adentrados en materia de seguridad, concepto que no necesariamente le apremia a la FAM, queda en la incertidumbre la seguridad operativa del flamante y nuevo Boeing 787-8 bautizado “José Ma. Morelos y Pavón” y comprado a precio de latrocinio Presidencial –que en realidad es un avión usado- asignado al Ejecutivo Federal que, si bien es un avión meramente civil, su condición normativo-aeronavegable no deja de estar bajo el control de la FAM.

Por lo cual, se podría sugerir vulnerabilidad de seguridad operativa siendo que dicha aeronave ha sufrido de severas modificaciones en el sistema eléctrico, para su personalización –amén de sus deficiencias eléctricas de origen- fueron realizadas por el fabricante a petición de la Presidencia de la República por lo cual tuvo que desahogar los 50 ciclos de Ley para su certificación y mismo que deja todo una serie de prerrogativas en la aplicabilidad que resultase en cuestiones en la seguridad de estado dada la muy usanza FAM con todas connotaciones…

“Cuando no hay finque de responsabilidad expresa por omisión es significado mismo de la autoridad por corrupta colusión”

                                                                                               -acrónimo de principio de derecho romano-

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com