¿Qué es y cómo funciona el sistema de Tubo Pitot y Presión Estática?

Uno de los sistemas más complejos y necesarios en una aeronave es el sistema de Tubo Pitot y Presión Estática, que hasta la fecha –por más reciente que sea la aeronave- mantienen su diseño y principio operativo.

Si bien todos los instrumentos que puede contener la cabina de un equipo tienen su función y marcación particular, de los seis instrumentos básicos de vuelo, el Indicador de Velocidad Vertical, Altímetro y el Indicador de Velocidad, son instrumentos que desde un Cessna 150 hasta un Boeing 787 estarán instalados en las cabinas.

En particular, la operación de estos tres importantes instrumentos, de seis básicos, funcionan gracias al sistema llamado Pitot y Estática, que no es más que un tubo especial que es instalado en el exterior de la aeronave –según el modelo- ya sea en el ala, fuselaje, radomo, etc., pero siempre frontal a la entrada de aire, necesario para su funcionamiento.

Al mismo tiempo, el tubo estará conectado simultáneamente a los tres instrumentos antes mencionados, y es que al moverse el avión el aire impactará y se introducirá a través del tubo generando una presión llamada dinámica o de impacto.

El aire que viajará a través del delgado conducto, llamado línea de presión dinámica del aire, pasará por una cámara de deshumedación, con el objetivo de separar el vapor y/o agua que ingrese por el sistema.

Una vez que el tránsito libre del aire ocurra, el Indicador de Velocidad comenzará a registrar una marcación, indispensable para conocer la velocidad a la cual vuela o se desplaza la aeronave.

El avión puede sustentarse a través del aire, gracias a la presión que es generada por el paso de las partículas de aire entre los intrados y extrados de las semi-alas, es decir, la superficie de abajo y arriba de la estructura.

Comúnmente, y los que no dominan los temas aeronáuticos, suelen pensar que las aeronaves vuelan gracias a los motores, lo cual es completamente incorrecto. Y es que de hecho, de no ser por la presión que se genera, que deberá de ser igual o mayor a la del peso de la aeronave, ocurriría una deficiencia aerodinámica que es llamada comúnmente, pérdida o desplome de la aeronave

El no conocer la velocidad o no contar con una marcación adecuada en el Indicador de Velocidad, la aeronave podría caer en pérdida y posteriormente impactar contra el terreno. O de forma inversa, si la aeronave vuela a un exceso de velocidad, las resistencias estructurales de las superficies podrían verse comprometidas en vuelo; por ejemplo, una velocidad excesiva podría desprender un flap o alguna otra superficie de control.

Como cualquier tubo, puede taparse, ya sea con algún insecto, basura y también por la formación de hielo. En cualquiera de los casos, experimentaremos una lectura incorrecta del instrumento y en el peor escenario sin una marcación, desconociendo la velocidad de desplazamiento, un factor de emergencia a bordo.

Si bien, durante el vuelo el avión no es capaz de contener insectos que puedan introducirse en el tubo, si es posible que en caso de condiciones de temperatura por debajo de 0° y con humedad visible, el tubo pueda comenzar a tener formación de hielo; es por ello que cuenta con un sistema de resistencias eléctricas, la cual, a través de un switch dentro de cabina puede activarse, logrando así, el calentamiento del tubo y consecuentemente evitando la formación y/o acumulación de hielo, que impedirá el libre trásito del aire al interior del tubo.

Además del Pitot, la toma de Presión Estática, que hace parte de este sistema, lo podemos localizar en cualquier parte del fuselaje como unos orificios o respiraderos de entrada de aire, y tienen la finalidad de llevar una línea de presión estática de aire hasta los tres instrumentos que funcionan gracias al sistema.

Al igual que el pitot, la toma de presión estática deberá estar libre de cualquier impureza, insecto o cualquier otra partícula que impida el libre paso del aire; aunque este no estará al frente.

En caso de que sea detectado una obstrucción –previo al vuelo- de este sistema, el técnico en mantenimiento será el encargado de revisar y solucionar el problema. Ningún piloto está capacitado para hacerlo, al menos que previamente haya obtenido la licencia de mecánico.

  • Recomendamos:
  1. No soplar en las entradas de los tubos para “limpiarlos”; esto podría descalibrar los instrumentos y generar lecturas incorrectas.
  2. Revisar antes el cada vuelo que el sistema que esté libre de obstrucciones.
  3. Durante la carrera de despegue revisar el correcto funcionamiento del Indicador de Velocidad; en caso de no registrar marcación, abortar el despegue.
  4.  No tocar el tubo pitot después de un vuelo, es muy probable que esté caliente y pueda quemarnos.
  5. Siempre que la aeronave permanezca en plataforma, se deberá de poner los protectores para evitar que algún insecto anide en el sistema.

Foto tubo pitot abeja: Flap152.com

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com