Interjet y aviones rusos

Desde que se firmó la intención de compra de las aeronaves Sukhoi Superjet 100 por parte de Interjet y al mismo tiempo ser el primer operador occidental, las caras de asombro y duda no se hicieron esperar.

Fueron varios los comentaristas de la prensa comercial quienes dudaban del éxito de la transacción comercial, por $650 millones de dólares de los primeros quince RRJ-95B. No pudo ser diferente porque el único dato que tenía la prensa comercial era el del accidente en Yakarta (mayo 2012), precisamente del Superjet en vuelo de demostración, que, al acercarse mucho al terreno, impactó en la cima de una montaña.

Se les olvidó que también Airbus sufrió un accidente en vuelo de demostración del A320 en junio 1988.

En el mundo de la comentocracia aeronáutica, las opiniones eran más variadas, algunas benevolentes hacia Interjet, otras con incredulidad. Creo que la emoción de volar una aeronave de recién manufactura causa el efecto “bienvenida” en la psique del Piloto pues se manifiesta esa “cosquilla” de explorar cosas nuevas, claro, siempre con responsabilidad.

Para la mala fortuna de Interjet, el fabricante emitió una alerta de seguridad para reparación inmediata de componentes, lo cual hizo que ITJ bajara de vuelo la totalidad de la flota Sukhoi, generando con esto, un caos en sus operaciones y obvio, la necesaria andanada mediática.

Estamos por terminar 2017 e Interjet cuenta con 22 aeronaves Sukhoi Superjet en servicio y en espera de otras ocho, pero la sorpresa de cierre de año fue que la aerolínea está en pláticas con la fabricante Irkut Aviation para posiblemente adquirir el Irkut MC-21, aeronave jet bimotor que también sirve al mercado regional.

Me llama la atención que en la página del fabricante no se menciona el interés de Interjet por conocer del proyecto.

Existe una declaración del Presidente del Consejo de Interjet, Miguel Alemán Velasco, que reproduce Sputnik y cito textual:

El 22 de octubre, el presidente del Consejo de Administración de Interjet, Miguel Alemán Velasco, comunicó a Sputnik que la aerolínea está interesada en comprar los aviones MC-21 ya que sus componentes los hacen más ligeros y al mismo tiempo gastan menos gasolina.”

Otra, del Director General de Interjet, José Luis Garza:

La aerolínea mexicana Interjet expresó al Gobierno de Rusia y a la compañía Unida de Construcción de Aviones de ese país su interés en comprar aviones modelo MC-21, confirmó a Sputnik el director general de la empresa aérea mexicana, José Luis Garza.”

Enterados de las dos declaraciones y en espera de que se firmen las propuestas, nos queda la pregunta: ¿Por qué la fijación con las aeronaves rusas? ¿Embraer no cubre sus expectativas? ¿La serie “C” de Bombardier no es opción aun y cuando Airbus adquirió los derechos de fabricación?

La respuesta creo, está en la declaración del Licenciado Alemán: componentes más ligeros y menor consumo de combustible. Es el tipo de modelo que Interjet busca para seguir siendo una aerolínea de precios accesibles y que, al mismo tiempo, no genere una crisis al interior de la empresa con mayores costos de operación como posiblemente si sucedería con Embraer o Bombardier.

Al final, recordemos que Interjet planea entrar a la Bolsa en 2018 y si pretenden reforzar las finanzas de la empresa, el tener costos de operación controlados es una de las primeras condiciones que ponen los inversionistas para capitalizar una aerolínea.

Ojalá el éxito en bolsa se traduzca en mejora de condiciones salariales.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com