La seguridad en un avión no es broma: toboganes de emergencia

¿Te acuerdas dónde estaba tu salida de emergencia más próxima a tu asiento en tu último vuelo? ¿Contaste el número de filas? ¿Podrías encontrar ésa salida en la oscuridad, con humo denso obstaculizando toda la cabina? ¿Sabes para qué son ésas luces blancas y rojas cerca de ésas salidas de emergencia?

Mientras estamos volando en los aviones tecnológicamente más avanzados en la historia de la aviación, siempre hay la posibilidad de un evento que encauce en una evacuación de emergencia usando los toboganes de las puertas del avión ¿estamos preparados para ello?

La importancia de escuchar los mensajes de seguridad que nosotros los sobrecargos realizamos antes de cada vuelo, es vital para conocer que hacer en caso de una emergencia; en la actualidad es difícil captar la atención de los pasajeros, muchos -violando las indicaciones de uso- utilizan sus teléfonos móviles o cualquier otro dispositivo que distrae la atención del mensaje.

Los auxiliares tenemos como consigna gritar los comandos de evacuación para que los pasajeros entiendan que nos encontramos en una situación en la cuál deben abandonar la aeronave sin más, pues cada segundo cuenta. Literalmente.

Cada año, los auxiliares de vuelo asistimos a adiestramiento para refrescar nuestros conocimientos sobre seguridad, primeros auxilios, procedimientos de emergencia, entre otros. Después de todo, es por éso que estamos en el avión. ¿Y porqué? Porque nuestra consigna es la de salvaguardar la vida humana, y eso engloba tantos conceptos como el de evacuar la aeronave, sea cual sea su tamaño, número de pasajeros, número de salidas e incontables circunstancias, en tan sólo 90 segundos.

Noventa segundos es todo lo que tenemos para evacuar la aeronave, por los toboganes y/o las ventanillas. Ese es el tiempo que nosotros los auxiliares, y nuestros 120 o 240 pasajeros tenemos para escapar de ése tubo metálico hermético lleno de humo tóxico. Es tu equipaje de mano o tu vida.

Recordemos que todo equipaje de mano es reemplazable. La vida no lo es.

  • Dato Al Aire: James F. Boyle es conocido por inventar el chaleco salvavidas en la Segunda Guerra Mundial. Después, Air Cruisers continuó produciéndolos e innovando en pro de la seguridad a bordo de las aeronaves, pues producían toboganes y balsas para algunos aviones.

Los toboganes de emergencia se han vuelto más sofisticados y complejos, pues la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) ha ajustado sus estándares de rendimiento. A principio de los años 60’s, los incipientes toboganes se desplegaban en 25 segundos, siempre y cuando no hubiera condiciones extremas de viento y temperatura. Actualmente, los toboganes de emergencia se despliegan en 6 segundos, aún en condiciones como temperaturas congelantes o vientos de hasta 25 nudos.

Los toboganes de emergencia deben ser lo suficientemente ligeros y compactos para caber dentro de su compartimiento en las puertas del avión o debajo del umbral de la puerta; además deben ser resistentes, durables y funcionales.

Normalmente, el material del que están hechos los toboganes es de nylon recubierto de un compuesto retardante al fuego y la marca Goodrich es una de las más usadas. En su planta en Arizona, Goodrich fabrica los toboganes de emergencia del Airbus A380 y en sus pruebas de rendimiento aseguran que en los toboganes de emergencia de doble carril del A380 puedan salir 70 pasajeros por minuto.

Cuando un tobogán armado (o engarzado) es deplegado, una cápsula de CO2 infla el tobogán hasta una tercera parte de su capacidad, el volumen restante lo obtiene del aire en el ambiente a través de unos aspiradores.

El tobogán inflado debe actuar con precisión bajo una cantidad variable de pesos y circunstancias, permitiendo que los pasajeros puedan deslizarse rápidamente hacia abajo sin importar su complexión física, pero sin comprometer su integridad física.

  • Dato Al Aire: Bajo regulaciones actuales, un tobogán debe ser retirado de una aeronave cada tres años para su verificación en el taller de mantenimiento y puesto a prueba para ponderar su vida útil. Las incidencias más comunes son el reeplazamiento de los cilindros de CO2, recertificación del manómetro, sustitución de los aspiradores de aire, entre otras.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com