¿Las aerolíneas también cobran por su mal servicio a bordo?

Cuando el mejor esfuerzo del personal, se topa con lo administrativo.

Recientemente tuve la experiencia de volar por Delta Airlines haciendo escala de conexión en Atlanta, y puedo decir que el personal en Ciudad de México fue muy amable y hasta me permitió cambiar asiento en vuelo internacional, no puedo decir lo mismo del servicio a bordo. Y no es nada en contra del personal de Asistentes de Vuelo, ellos hicieron lo mejor para que el vuelo fuera lo más agradable posible.

Pero es ahí, en el “hicieron su mejor esfuerzo” donde topan con las decisiones corporativas del cómo se llevan a cabo las operaciones y del servicio a pasajeros.

Al momento de iniciar el video de seguridad, emana la figura del CEO Ed Bastian donde se compromete a nombre de todo el personal a ser… “mejores que el día anterior”.

Frase muy motivadora pero que en realidad es falsa, ¿por qué? Porque no veo al CEO cambiando conductas y procedimientos a pasajeros fuera de la norma internacional y yendo en contra de lo establecido por la industria ya que de hacerlo, castigaría las ganancias de los inversionistas y, por ende, el CEO debería renunciar.

Es triste atestiguar la decadencia del servicio en algunas aerolíneas, el pasajero no es más la figura central del vuelo, lo es el sobrevender asientos, cobrar cada vez más por equipaje, servir lo mínimo de alimentos, cobrar por ello y de último, sacrificar espacio como si el pasajero fuera caja de bodega.

Así el pensamiento de algunos corporativos.

Recordemos una vez más que el espíritu original del transporte aéreo tomaba como fundamentales, tres posiciones básicas: Seguridad, Confort y Servicio.

Pues bien, al parecer servicio y confort no van más en la línea de acción de algunas empresas y ¿qué decir de la seguridad? Tristemente se ve a la seguridad como un mal necesario, no como el fin de una operación.

Sin embargo, creo firmemente que a medida que los pasajeros lleguen al límite de la incomodidad cada vez que vuelan, esas aerolíneas no tendrán más que regresar al esquema natural de confort y servicio (más espacio entre asientos, mejor servicio de alimentos y bebidas a bordo).

No importa que seamos más millones de personas quienes volamos, no importa que haya más dinero en la mesa de las aerolíneas; el principal objetivo del servicio aéreo es la persona a la cual le ofrecemos nuestras capacidades profesionales, por ellos, nos sujetamos cada año a un adiestramiento recurrente, exploramos mejoras de comunicación y así promovemos una relación ganar-ganar con nuestros clientes (pasajeros).

 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com