Las mujeres que dejaron un legado en la aviación

El mundo de la aviación dejó de ser exclusivamente masculino hace varios años. Las chicas han ido (y siguen) pisando fuerte, abriéndose paso en una profesión plagada de hombres.

Sin lugar a dudas, si algo tienen en común las mujeres es su pasión por el vuelo, su espíritu aventurero y, principalmente, la vocación. Por fortuna, existen hombres que ayudaron a la incorporación de la mujer en la aeronáutica.

Cuenta la historia de las primeras mujeres que incursionaron en este tipo de deporte de alto riesgo, aventura, trabajo, arma de guerra y defensa, hobbie, o como se quiera llamar, se vieron frenadas por una ideología hermética que destinaba ésta profesión al sexo masculino únicamente, pero con la suficiente tenacidad y convicción, las mujeres pioneras de la aviación en todo el mundo se abriendo paso en los cielos.

Hélène Dutrieu

Hélène Dutrieu

Desde que Sophie Blanchard que voló un globo aerostático en 1805, tuvieron que pasar más de 100 años para que una mujer volara en un artefacto más pesado que el aire por primera vez.

La historia de las mujeres pilotos se inicia con la belga Hélène Dutrieu, que se sube a una avión en 1908, lanzándose a la aventura; una vez en el aire se asustó y aterrizó de manera brusca, destrozando la aeronave, fabricada por completo de madera. Tras varios intentos consigue su licencia en Francia en agosto de 1910. Esta mujer consiguió batir varios récords:

 Fue la primera mujer que voló sobre campo abierto
 Realizó el primer viaje de ida y vuelta de una ciudad a otra sin hacer escala
 Fue la primera mujer en volar con un pasajero
Compitió en varias carreras y estuvo presente en Barcelona en 1911 en los vuelos realizados para conmemorar el primer vuelo realizado en España.

Una de las pioneras y quizás la más famosa mujer aviadora fue Amelia Earhart, su nombre recorre el mundo en películas, libros y biografías.

Amelia Earhart

Amelia Earhart

Amelia Earhart fue la primer mujer en volar sola, atravesando y sin escalas el Océano Atlántico, bautizando a su avión “Nave Amiga”. Realizó varias travesías que fueron seguidas en diarios y filmadas, era esperada con aplausos y alegría en cada lugar que llegaba con su Nave Amiga. Recorrió Hawai – Los Ángeles en 18 horas, Los Ángeles – Nueva York en 12 horas.

El 20 de mayo de 1937, antes de comenzar la Segunda Guerra Mundial, partió junto a un mecánico, para realizar un vuelo alrededor del mundo en bimotor. Cruzaron América del Sur, África, India, Nueva Guinea, y de pronto desaparecieron. Su ambicioso plan no tuvo un final feliz. Pueden haber caído al mar por falta de combustible o como dicen algunos, haber sido capturados por los japoneses, creyendo que eran portadores de una misión secreta.

Pero Amelia Earhart no fue la única mujer pionera en la aviación. En 1929 una francesa llamada Helene Boucher, ganó el rally aéreo desde París a Saigón.

Helene Boucher

Helene Boucher

Al año siguiente de esta hazaña femenina, Amy Johnson realizó en solitario un vuelo desde Londres hasta Australia en un biplano pequeño, empleó 19 días para llegar al lado opuesto del globo terráqueo.

En 1953 Jacqueline Cochran, norteamericana, fué la primer mujer que voló a mayor velocidad que la del sonido. 

En 1959 una francesa, Jacqueline Auriol, voló a casi dos veces más que la velocidad del sonido, a unos 2200 km/hora.

Muchas otras incluso, una uruguya, llamada Aris Ema Walder hizo su debut como aviadora junto a su esposo en 1928, muchas de ellas hicieron que las mujeres ocuparan un rol muy importante que se creía sólo podía ser ocupado por hombres.

Jacqueline Cochran

Jacqueline Cochran

También Harriet Quimby, primera mujer piloto en EUA, que compró una avión Bleriot y fue la primera mujer en cruzar el Canal de la Mancha. Formó equipo con Matilde Moisant; volaron en todas las exhibiciones en el sur y en el Este de Estados Unidos. Quimby murió en un accidente a consecuencia de un fallo mecánico de su avión en Harvard.

En México, la presencia de la mujer es cada día mayor. La primera mujer en el país en poseer licencia de piloto privado fue, Emma Catalina Encinas, quien el 20 de Noviembre de 1932 realizó su primer vuelo. Ella recibió su licencia de piloto de turismo número 54, el 12 de abril de 1932.

A partir de ahí, muchas mujeres más comenzaron a sumarse a la historia de la aviación mexicana:

Irma Walker Limón fue la primera mexicana en poseer la licencia de piloto aviador comercial número 220, en 1942.

Elisa Lemacher Arcocha, la primera mujer en México con licencia de piloto de planeador, tras obtener la licencia de piloto comercial número 1019 en 1945. Al paso de los años fue la primera mujer piloto en ingresar a las filas de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México.

Emma Catalina Encinas

Emma Catalina Encinas

También fue instructora de vuelo. El 26 de junio de 2010, recibió un homenaje en el Museo de Aviación Mexicana.

-Consuelo Padua, instructora de vuelo de la escuela del Capitán Moisés Torres López, impartiendo clases en aviones J3, Cessna y Luscombe 8A, propiedad de la misma escuela.

-Josefina Villaseñor, joven hidalguense que en 1945 inició siendo telegrafista en Mexicana de Aviación. volando en un DC-3 en la ruta México-Oaxaca-Ixtepec-Tapachula. A lo largo de su carrera en Mexicana de Aviación, logró acumular más de 2,000 horas de vuelo.

Berta Zerón García

Berta Zerón García

-Berta Zerón García fue un ejemplo en la aviación mexicana. Ingresó al medio siendo secretaria en el Servicio Aéreo Panini de donde inició su pasión por volar. Consiguió la licencia de piloto aviador comercial, fue instructora y practicó el paracaidismo. En 1969 paricipó sola en la “Powder Puff Derby“, volando de San Diego a Washington.

Para 1971, en compañía de Noemí Mondragón participó en otro derby, llamado “Angel Derby“. Recibió instrucción en equipo Jer y fue la primera piloto mexicana en obtener la licencia de Transporte Público Ilimitado.

-Elizabeth Abadie es otra célebre piloto mexicana. Egresada de la Escuela de Aviación México y becaria por parte de ASPA de México, Elizabeth ingresó a Aeronaves de México como primer oficial de DC-9. Tras la quiebra de la aerolínea en abril de 1988, ingresó a Aeromar como primer oficial en equipo ATR 42. El 25 de diciembre de 1989 ascendió a Comandante, convirtiéndose así en la primera mujer en México en ser Comandante de una aeronave de una línea comercial.

-Teniente Alejandra Solano, la primera mujer piloto de helicópteros, egresada del CIAAC; obtuvo la licencia de ala rotativa número 267, hizo cursos en Fort Worth y prestó servicios en el escuadrón de helicópteros de la Policía y Tránsito del Departamento del Distrito Federal en 1982.

-María Larriva Shad, originaria de Torreón, Coahuila, suspendió sus estudios en Ingeniería Química para ingresar al Centro Internacional de Adiestramiento de Aviación Civil (CIAAC ) donde se graduó en 1976 como la primera controladora de tránsito aéreo en nuestro país. Inició sus labores en RAMSA (actualmente SENEAM). Prestó sus servicios en los centros de control de México y Monterrey. Fue miembro de la Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo de México, A. C., donde participó en la comisión técnica.

Luisa Romero del Sobral

Luisa Romero del Sobral

-Luisa Romero del Sobral, cursó la carrera de piloto aviador en 1992 y recibió instrucción para vuelos acrobáticos y fue la primera mujer mexicana que se dedicó a los vuelos de exhibición y acrobacia participando en diversos eventos y ferias a nivel nacional e internacional, recibiendo premios y reconocimientos por su capacidad.

-La primera mujer mexicana en las Fuerzas Armadas fue Elsa Karmina Cortés, graduada en abril de 1999 como parte de la XXVI generación de Pilotos Navales de la Armada de México, y dada de alta el 1 de mayo de ése mismo año.

-Actualmente, la Cadete Andrea Cruz Hernández es la primera mujer en estudiar la carrera de Piloto Aviador en el Colegio del Aire, de la Fuerza Aérea Mexicana, en Zapopan, Jalisco.

En el caso de las escuelas civiles, varias aspirantes han comenzado sus estudios. De entre sus egresadas, podemos citar a Viviana González, quien se desempeñó como primer oficial de Fokker 100 en Click de Mexicana de Aviación.

Un segmento de la aviación donde la mujer ha logrado también abrirse paso es el de Mecánico de Aviación. Mexicana de Aviación y Aeroméxico son sólo algunas de las empresas que han abierto sus puertas a la mujer en éste rubro, donde se desempeñan en puestos como el departamento de Mantenimiento, Auxiliar Mecánico, Mecánico de Aviación, Mecánico Especialista de Aviación A y C, y donde María Margarita Montes Castillo sobresale como Supervisor de Servicio Mayor a Aeronaves (overhaul).

Es un hecho que la mujer ha llegado para quedarse en el mundo de la aviación, no sólo en México, sino en todo el mundo y a todas ellas, aunque no se les haga justicia en éstas líneas, mi más sincero reconocimiento por su profesionalismo y compromiso con la industria aérea.

Nosotras ¡también podemos!

 

 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com