Muere el Capitán David Hill a consecuencia de una probable negligencia de US Airways

Fue el 17 de enero de 2010, un domingo, cuando la tripulación del Boeing 767-200ER matrícula N251AY perteneciente a US Airwaysreportó durante la aproximación final que varios pasajeros y tripulantes de cabina sufrían de dolor de cabeza y náuseas, una posible intoxicación por monóxido de carbono como resultado de un olor “extraño” a bordo, que se produjo después del despegue. El vuelo US1041 era entre Saint Thomas y Charlotte con 174 pasajeros.

Después del aterrizaje, decenas de ambulancias asistieron el los pasajeros y tripulantes. Ocho recibieron atención médica y los siete tripulantes fueron llevados a hospitales ante una preocupación sobre su estado de salud.

Al momento, US Airways confirmó que el aceite del motor se había filtrado a través de una junta defectuosa, penetrando así en el sistema de aire acondicionado del avión, provocando el incidente.

Este domingo 18 de diciembre del 2016, el Capitán David Hill falleció debido a complicaciones causadas por este ‘incidente’. The Aviation Herald ha obtenido acceso a documentos e informaciones revelando que, a consecuencia de la inhalación de monóxido de carbono, el otro piloto recibió lesiones permanentes. 

De acuerdo con documentos judiciales, la tripulación había realizado el vuelo US1018 vuelo a Saint Thomas sin incidentes. Durante el regreso (US1041), tanto la tripulación de cabina como los pilotos se dieron cuenta de que tenían con los ojos muy rojos. Sólo entonces se percataron de que estaban experimentando algunos de los síntomas básicos de una intoxicación, como dolor de cabeza, garganta y un poco de rigidez en el cuello.

Ambos pilotos dijeron que nunca olieron algo fuera de lo común, ni tampoco presenciaron humo visible en la cabina. Los sobrecargos informaron durante el ascenso en Saint Thomas, que se había producido un olor típico a “ropa sucia”. Los pilotos informaron que en las últimas fases del vuelo, sintieron fatiga, somnolencia y “tenían una sensación de concentrarse más que lo habitual para hacer el aterrizaje”, debido, posiblemente, a su estado de salud.

Exámenes médicos revelaron altos niveles de carboxihemoglobina en ambos pilotos. Posteriormente, exámenes más detallados revelaron reducción de la función respiratoria pulmonar, lo que los imposibilitó a seguir volando.

En una verificación llevada a cabo por The Aviation Herald en las bases de datos de la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés), así como en listas de investigación de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por su siglas en inglés) revelan que el incidente no aparece en ninguna de las dos agencias norteamericanas.

A continuación, extractos de un mensaje enviado por una amiga del Capitán David Hill:

En enero de 2010, tuve el honor de conocer a un gran hombre , el Capitán David Hill, en circunstancias no tan buenas […] Y después de una larga y exitosa carrera tanto en la Fuerza Aérea como en la aerolínea, él nunca regresó a volar […] La FAA revocó su licencia por razones de salud crónica después de ese incidente. A pesar de la obvia relación del caso y fuerte inhalación de humo y sus problemas cognitivos, la aerolínea negó su reclamo de compensación (dos veces), lo que tuvo un impacto en su bienestar. Anoche, el dolor de su enfermedad, la pérdida de su carrera y de su salud se ha convertido en algo demasiado fuerte para soportar… él no se resistió […]. 

Estoy escribiendo para decirles que el mundo perdió a un gran hombre y también estoy escribiendo para pedirle que honren su vida de cualquier manera que puedan…

Aunque no parece grave, envenenamiento por monóxido de carbono es común en la aviación, y aún no se ha tomado las medidas necesarias. Para ser más exacto, entre 1983 y 1997, fueron registradas 14 muertes de pilotos asociadas a la inhalación de monóxido de carbono.

Foto: Peter Bakema

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com