Perdiendo un motor a mitad del Océano… Operaciones ETOPS

ETOPS (Extended-range Twin Engine Operation Performance Standards) es una serie de certificaciones para aeronaves bimotor que les permite volar por un periodo de tiempo mayor a 60 minutos respecto al aeropuerto más cercano en zonas remotas, con el fin de asegurar que en el supuesto caso de un fallo de motor, la aeronave puede desplazarse de forma segura con el motor operativo hasta el próximo aeropuerto alterno. Lo anterior posibilita la realización de rutas de largo alcance con eficiencia y seguridad. 

Antecedentes

En los años cincuenta, la Administración Federal de Aviación (FAA) expidió una normativa que limitaba a las aeronaves de dos motores volar como máximo una distancia no mayor a 60 minutos respecto al próximo aeropuerto alterno en ruta.

Lo anterior implicaba un gran obstrucción a la capacidad de estas aeronaves, ya que no podían realizar rutas sobre zonas remotas de manera eficiente.

La causa principal de esta normativa fue la seguridad operacional, la concepción radicaba en que si un bimotor volando en el océano o área despoblada y este tuviera un fallo en una de sus fuentes de potencia, la aeronave sólo podría volar de forma segura por un tiempo de 60 minutos hasta el aeropuerto más cercano.

Es por ello que en los años setenta y ochenta, las rutas transoceánicas eran operadas con equipos de tres y cuatro motores, tal y como el Boeing 747 y Boeing 707 o los clásicos  DC-8, DC-10 y MD-11, ya que en caso de un fallo, se contaba con la fuente de potencia necesaria para mantener a la aeronave en vuelo de forma segura.  

Con el crecimiento de la industria aeronáutica y la demanda de vuelos transoceánicos, las aerolíneas comenzaron a tener pérdidas económicas, debido a que era muy poco rentable -y continúa siéndolo- mantener aeronaves con más de dos motores por el elevado consumo de combustible, además de la poca ocupación de pasajeros en determinadas rutas, a excepción en aquellas de alta densidad.

No fue sino hasta 1985 que la FAA otorgo un permiso especial a Trans World Airlines (TWA) para realizar un vuelo directo entre el Aeropuerto Internacional de Boston Logan (BOS) y el Internacional Charles de Gaulle (CDG) en París Francia, con un avión bimotor, el Boeing 767. Esto permitió la operación de un vuelo donde la aeronave pudo mantenerse hasta 120 minutos de distancia de los aeropuertos más cercanos en ruta; posterior a este histórico vuelo, nació la certificación ETOPS.

En los años setenta y ochenta se empleaban aeronaves con más de dos motores en rutas transoceánicas.

Proceso de certificación

La certificación ETOPS es un proceso que incluye dos pasos:

Primero: El diseño de la aeronave junto con los motores deben de cumplir con los requisitos establecidos durante la certificación. Estas pruebas incluyen apagar de manera intencional un motor y volar con el motor operativo durante el tiempo a cumplir hasta el próximo aeropuerto alterno en ruta y demostrar la nula probabilidad de que este falle. Además, se debe de acreditar durante la desviación del vuelo, que la tripulación no está bajo una carga de trabajo excesiva por esta circunstancia.  Estas pruebas por lo general se realizan a mitad de océanos.

Segundo: El personal técnico aeronáutico debe demostrar que tiene el conocimiento teórico y práctico adecuado para operar bajo la certificación ETOPS, lo que incluye instrucción en regulaciones, requerimientos de combustible, meteorología, además de una serie de procedimientos.

Las operaciones ETOPS permiten realizar rutas más eficientes abordo de aeronaves bimotor.

Categorías ETOPS

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) establece 4 categorías de aprobación ETOPS:

  • Aprobación de desvío de 90 minutos o menos.
  • Aprobación de desvío superior a 90 minutos hasta 180 minutos.
  • Aprobación de desvío superior a 180 minutos.
  • Aprobación de desvío superior a 180 minutos para aeronaves bimotores de hasta 19 pasajeros y un peso máximo de despegue de hasta 45,360 kg.

Aeropuertos Alternos ETOPS

En caso de una emergencia, no cualquier aeropuerto o aeródromo puede ser utilizado como alterno bajo la certificación ETOPS, estos necesitan cumplir con una serie de requisitos establecidos en los reglamentos. Por lo general, estos aeropuertos se encuentran en zonas remotas o en pequeñas ciudades, pueblos o islas.

Los reglamentos internacionales señalan que se debe contar con los servicios y facilidades necesarias para atender pasajeros y tripulantes, tal y como los de emergencia, hospedaje y alimentación.

Además, tienen que cumplir con la longitud requerida de pista tomando en cuenta el viento, la superficie, y características de la aeronave, con el fin de garantizar un aterrizaje seguro.

Finalmente, uno de los factores más importantes para poder seleccionar un aeropuerto alterno ETOPS, es la meteorología. Los pilotos y despachadores tienen que realizar un monitoreo constante de las condiciones y pronósticos climatológicos de estos aeropuertos, ya que se deben de cumplir con ciertos mínimos operacionales. Adicionalmente la infraestructura aeroportuaria, debe permitir la realización de aproximaciones por instrumentos.

Algunos aeropuertos alternos ETOPS se encuentran en zonas remotas

¿El fin de aeronaves tri y tetramotor?

La industria aeronáutica ha registrado un crecimiento constante y una alta demanda en los últimos 10 años. Las aerolíneas han empezado a retirar de sus flotas aeronaves como el Boeing 747 o los Airbus 340 y la realidad es que los costos operativos de estas grandes aeronaves son muy elevados, generando poca rentabilidad.

El mercado aeronáutico nos ha demostrado que las aerolíneas se han inclinado más por las aeronaves bimotores para realizar rutas de corto, mediano y largo alcance debido a su alta eficiencia.

Cada vez son más las aeronaves que se certifican en ETOPS, los constructores de aeronaves han apostado por estos aviones y están garantizando las pocas probabilidades de los fallos de motor de turbina.

Hoy en día ya son más los bimotores que cruzan océanos, lo que era impensable hasta la década de los ochenta, en dónde el entonces titular de la Administración Federal de Aviación (FAA) Lynn Helms, alguna vez mencionó:

Será un día muy frío en el infierno, cuando deje a los aviones bimotor realizar rutas de largo alcance sobre océanos.”

El futuro le jugó “chueco” al señor Helms, ya que la tendencia del mercado en la fabricación de bimotores es más fuerte hoy que nunca.

Agradecimiento especial al capitán Juan Kniep.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com