Primer semestre del 2018… negro para la aviación

Estamos por concluir el primer semestre de este 2018 y los datos sobre incidentes y accidentes no es nada bueno. De enero a la fecha hemos presenciado 77 eventos de los cuales 16 han terminado en fatalidades.

Solamente, si lo comparamos con todo el año 2017, estamos 67 eventos por arriba del total del año pasado.

En efecto, lo leyeron ustedes bien: en 2017 solamente tuvimos 10 eventos con fatalidades, de los cuales, cinco fueron en la aviación comercial y los otros 5 en operaciones de carga.

De estos 10 eventos en 2017, los accidentes se registraron en todas las fases de vuelo, es decir, el Controlled Flight Into Terrain (CFIT) ya no tuvo exclusividad en el resultado de los eventos; lo preocupante es que continúa la tendencia tanto como en los eventos ALAR.

Regresando a este lamentable 2018, recordemos los tres principales accidentes que se han presentado de mayor a menor número de fatalidades:

Fecha Equipo Matrícula Lugar
11-abril-2018 Ilyushin Il-76 7T-WIV Argelia
18-marzo-2018 DHC-8-402 S2-AGU Nepal
18-mayo-2018 Boeing 737-200 XA-UHZ La Habana

¿Qué sucedió? Nos confiamos.

Algo normal como lo es bajar la guardia después de que estuvimos escuchando que el 2017 “ha sido el año con mejor récord de seguridad aérea”, como si el solo mencionarlo nos envolviera en una infalible manta de protección.

¿Cuántas veces no hemos escuchado aquella frase donde se manifiesta que “entre más confianza, mayor el daño”? y no, no se trata de restarle méritos a la palabra confianza, sino que el exceso de esta, trae aparejada precisamente un desenlace no deseado. 

¿Cuántas veces hemos obviado durante la revisión exterior algún detalle que nos parece insignificante?

¿Cuántas veces hemos hecho el cálculo de combustible sin verificar peso de despegue de la aeronave, peso de aterrizaje y lo que se necesita reglamentariamente para cumplir con ruta y alterno?

¿Cuántas veces hemos dejado de leer las listas de check porque “ya nos las sabemos de memoria y para eso están los procedimientos (o scans)?

Lo anterior, es reflexión para nuestro ámbito de competencia como pilotos, pero también le aplica a Sobrecargos, Mantenimiento, Dirección de Operaciones, Finanzas y Direcciones Generales.

Cuando en la organización se rompe uno o varios eslabones en la cadena de seguridad, esta cadena se convierte en una de errores.

Acabamos de presenciar un lamentable accidente, donde, por los datos que se han recabado gracias a los testimonios de sus exempleados, se pone de manifiesto el divorcio entre la seguridad y la operatividad.

No hay autoridad en el mundo que pueda hacer entrar en razón a una Gerencia o Presidencia de Aerolínea alguna que no entiende que ellos, la punta de la pirámide organizacional es quienes deben de poner el ejemplo en la observancia de las leyes, reglamentos y, sobre todo, el sentido común que debe ejercerse para con la seguridad.

Por supuesto que nosotros como parte operativa nos convoca el tomar las mejores decisiones siempre en pro de la seguridad, pero esta práctica no debe ser unidireccional, ahí si debe de intervenir la autoridad para que más que una autoridad punitiva, sea una autoridad proactiva que ejerza el liderazgo en materia de seguridad y ahí sí, no habría Gerencia o Dirección alguna que se niegue a facilitar y propiciar que la cadena de errores se conviertan en una cadena de seguridad.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com