¿Qué sucede cuando un bebé nace en vuelo?

¿Qué pasa cuando un parto sucede a más de 10,000 pies de altitud? ¿Cuál es el papel que desempeña la tripulación en cabina? ¿Qué nacionalidad adquiere el recién nacido? ¿Es cierto que viajará gratis de por vida?

No existe una estadística que las aerolíneas puedas arrojar y que sea 100% fiable y que, por ende, podamos citar al respecto; pero sí sabemos que la mayoría de las compañías aéreas establecen restricciones sobre la etapa de gestación para el acceso al vuelo; sobre la nacionalidad que adquiere el bebé y el procedimiento a seguir por parte de las tripulaciones en caso de que el feliz suceso ocurra a bordo de una aeronave.

En caso de un nacimiento en vuelo, depende de la tripulación determinar si el avión necesitará realizar un aterrizaje fuera de ruta, o si las circunstancias permiten continuar con el plan de vuelo previsto.

Un parto a bordo de una aeronave no se considera una emergencia, pero si es una situación que debe tratarse con prontitud y total naturalidad, pues debido a la anatomía de la madre y del bebé, el proceso sucede con pocas complicaciones inmediatas.

Cuando ocurre un parto a bordo de una aeronave, la tripulación debe identificar los signos y síntomas para apoyar a la madre y así proporcionar los primeros auxilios oportunamente de manera que madre e hijo salgan bien librados de esta situación en vuelo.

El primer paso es solicitar ayuda de los pasajeros a bordo del avión con la esperanza de que haya profesionales de la salud para apoyar el alumbramiento. Posteriormente se deben recolectar artículos para el nacimiento, tales como frazadas limpias, almohadas, el botiquín de primeros auxilios, guantes de látex, bolsas de plástico, toallas de papel, agua, entre otras cosas.

Lo ideal sería evitar viajar en un avanzado estado de gestación para evitar las complicaciones posteriores. Por ejemplo, Southwest Airlines recomienda no viajar en un estado mayor a las 38 semanas de embarazo.

American Airlines dice que, si la fecha probable del parto está dentro de un período de 30 días a la fecha del vuelo, debe haber una nota del médico indicando que el pasajero está en condiciones de volar sin poner el peligro a la madre y al bebé.

JetBlue afirma que las embarazadas que esperan parir dentro de siete días, necesitan un certificado médico diciendo que el pasajero está en condiciones de volar.

United Airlines declara que los pasajeros que viajan durante el noveno mes de embarazo deben mostrar el original y dos copias de un certificado de obstetricia fechado dentro de las 72 horas previas a la salida, mientras que Delta no restringe el vuelo para mujeres embarazadas en absoluto.

La tripulación de cada aerolínea examina cada caso para determinar si es necesario un aterrizaje de emergencia o si el nacimiento puede tener lugar y el vuelo puede continuar como estaba previsto.

Por ejemplo, si los dolores de parto de la madre tienen un intervalo de 10 minutos o más, se puede proceder a un aterrizaje fuera de ruta.

Ya que un bebé está ahora en los brazos de su madre, se registra la hora exacta del nacimiento y las ayudas proporcionadas a ambos, y ahora, empiezan las preguntas: ¿Cuál es la ciudadanía del bebé? ¿Es la de la madre o la misma que la de la aerolínea? ¿El bebé se convierte en un ciudadano del país que el avión sobrevoló en el momento de su nacimiento?

Desafortunadamente, esas respuestas no son tan claras y pueden variar de un caso a otro, ya que no hay nada establecido, aunque en la mayoría de los países establecen que el recién nacido tendrá la misma nacionalidad de los padres.

Otras circunstancias también pueden jugar un papel determinante en la ciudadanía del recién nacido: el estatus de la ciudadanía del bebé también depende de la ubicación de la aeronave cuando el bebé nace. Generalmente, si el bebé nace sobre el océano hay un número de posibilidades: la primera es que se un ciudadano del país en el que está registrado el avión, por lo que, si el avión es noruego, el bebé adquirirá esa nacionalidad.

La segunda posibilidad es que el bebé tome la ciudadanía de la madre, así que, si la madre es italiana, el bebé también podría ser italiano.

La ley de los Estados Unidos es aparentemente sencilla: por ejemplo, concede la ciudadanía estadounidense a los bebés nacidos en su espacio aéreo, incluso si el recién nacido tiene padres extranjeros, siempre y cuando el nacimiento tenga lugar en el espacio aéreo o en las aguas de los Estados Unidos. Incluso, si el bebé nace en un avión de una aerolínea estadounidense, pero con bandera de otro país, la nacionalidad del bebé es estadounidense.

Otros países no lo toman como tal, ya que, por ejemplo, a un bebé nacido en el espacio aéreo británico, por ejemplo, no se concede la ciudadanía británica.

Algo similar pasa en México, si el bebé nace dentro de un avión con bandera mexicana, sin importar el territorio que esté sobrevolando, el bebé adquiere nacionalidad mexicana.

También hay un rumor de que los bebés nacidos en aviones recibirán vuelos gratis para toda la vida, pero desafortunadamente para ellos, no parece ser cierto en todos los casos. De los niños que nacieron en el aire, muy pocos son conocidos por haber recibido vuelos gratis de por vida. Las únicas líneas aéreas que se sabe que han dado este privilegio a los niños nacidos en su metal son Thai Airways, Asia Pacific Airlines, AirAsia y Polar Airlines. Algunas aerolíneas proporcionan millas de viajero frecuente como parte del feliz acontecimiento a bordo.

Virgin Atlantic otorga vuelos gratuitos a los niños nacidos a bordo de sus aeronaves, pero únicamente hasta que cumplan los 21 años de edad.

Al final del día, sería interesante saber qué cantidad de bebés nacidos a bordo de una aeronave, volverán al aire, a manera de aviadores o aviatrices.

Deja tu comentario.
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com