Turbulencia de Estela… un fenómeno mortal

La turbulencia de estela (Wake turbulence) es un fenómeno resultante de la aerodinámica de los propios aviones. Sin importar el modelo y tipo del equipo, se produce desde el comienzo de la carrera de despegue hasta que avión hace contacto con la pista durante el aterrizaje. La turbulencia de estela es una gran amenaza para las aeronaves, particularmente para aquellas que son de menores dimensiones.

¿Cómo se produce?

Mientras una aeronave se desplaza en vuelo, esta irrumpe con la estabilidad de las partículas de aire en la atmósfera, debido a la diferencia de presiones generadas por el intrado y extrado de la superficie alar.

Para entender este concepto, nos remitimos al famoso principio de Bernoulli (la presión de un fluido líquido o gaseoso, disminuye cuando la velocidad del mismo aumenta). La superficie alar genera menor presión de aire por encima de la misma y mayor presión debajo, generando sustentación. 

Principio aerodinámico

Una vez que la aeronave irrumpe con la estabilidad del aire, las partículas que se encuentran por debajo la superficie alar -mayor presión- tienden a subir a la zona donde se generó menor presión (encima de la superficie alar), en un proceso natural en donde el aire busca reajustarse a su estado original.

Durante este proceso de estabilización, se generan unos vórtices en la punta de ala que el avión va dejando durante su vuelo; consistente en corrientes de aire que se desplazan en forma circular y horizontal, el equivalente a un tornado acostado. Minutos después estos vórtices terminan por disiparse.

Los vórtices se generan por la diferencia de presiones

Este “tornado horizontal” es totalmente invisible al menos que exista algún tipo de saturación visible en el ambiente como nubes o niebla. Lo anterior no tiene relación alguna con la denominada estela de condensación, producida por los motores. 

La intensidad de la turbulencia de estela depende de ciertos factores característicos de las aeronaves, como puede ser el tamaño de las mismas, su configuración y velocidad. Cuando las aeronaves son pesadas, se desplazan en vuelo a bajas velocidades y se encuentran en configuración limpia (tren de aterrizaje y flaps retraídos) , es cuando el fenómeno es mas intenso y peligroso. 

¿Cómo se puede evitar?

Los pilotos son entrenados durante su adiestramiento para prevenir estas situaciones, especialmente cuando realizan despegues o aterrizajes seguidos de aeronaves de mayores dimensiones.

Los servicios de control de tráfico aéreo (CTA) gestionan una separación segura entre aeronaves -entre 3 y 5 millas náuticas- para evitar accidentes relacionados con este fenómeno. Además, también advierten a los pilotos cuando pueda existir un conflicto.

En el despegue

Los pilotos tienen que rotar su aeronave antes del punto en dónde el primer avión pesado lo hizo. También es prudente aguardar al menos tres minutos después de que la aeronave pesada se elevó hasta iniciar el despegue, esto con el fin de esperar a que se disipe el fenómeno.

Se rota antes que la aeronave pesada

En vuelo

Durante el vuelo, los pilotos deben mantenerse por encima de la trayectoria de la aeronave pesada, ya que la turbulencia de estela tiende a desplazarse hacia abajo.

Los servicios de CTA mantienen una separación segura entre aeronaves

En el aterrizaje

En una aproximación, los pilotos tienen que mantener una pendiente de planeo con mayor altitud que aquella realizada por la aeronave pesada, aterrizando después del punto en donde la aeronave heavy realizó el contacto con pista.

Despegue y aterrizaje son las fases más críticas

Accidentes relacionados:

  • En noviembre del año 2008 un Learjet 45 se desplomó en la Ciudad de México. La aeronave se adentró en la turbulencia de estela producida por un Boeing 767 de la ya extinta Mexicana de Aviación durante su aproximación al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el avión sufrió de pérdida de control he impactó súbitamente contra el terreno; 9 personas perdieron la vida, incluyendo al entonces Secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño.

 

  • En noviembre de 2001, tan sólo dos meses después del atentado contra las torres gemelas, un Airbus 300-600 de American Airlines, impacto poco después de despegar del aeropuerto John F. Kennedy (JFK) en la ciudad de Nueva York. El Airbus ingresó en la turbulencia de estela de un Boeing 747-400 de Japan Airlines poco después de despegar. El primer oficial hizo un movimiento brusco con los pedales en su desesperación por estabilizar el avión, lo que desencadenó desprendimiento del estabilizador vertical, 265 personas murieron.

 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com