Video: ¿Cómo se remueve el caucho de la pista de aterrizaje?

Existe un factor inevitable de contaminación de pista y son los residuos de “caucho”, alojados principalmente en la zona de contacto donde inciden los neumáticos del tren principal de los aviones al momento de aterrizar.

En realidad es material neopreno el que inicia este tipo de contaminación en una pista cuando es nueva o recién reencarpetada; por el uso normal de esta, el polímero comprimido se esparce poco a poco propagándose en la zona y tomando una tonalidad en gris claro.

Con el uso, la tonalidad gradualmente se oscurece hasta que se torna en un color negro, debido al aumento de espesor contaminante.

Curiosamente, cuando su tono es solo grisáceo, este contaminante incluso se podría considerar benéfico, pues la goma influye para que la carpeta no se torne resbaladiza, fungiendo como abrasivo durante el “toque” del tren principal.

 

Sin embargo, al tornarse en gris obscuro su condición de “agarre” resulta riesgosa, principalmente con la presencia de lluvia, convirtiendo a la zona de toque sumamente resbaladiza y consecuentemente poniendo en riesgo los aterrizajes.

Pero todo tiene un límite, cuando el “caucho” luce en color negro, es inminente su remoción, pues además de ser una zona resbaladiza, el avión durante su aterrizaje tiende a “pivotear” –rebotar- dado el alto espesor que el neopreno ha adquirido sobre la carpeta, incidiendo en que el aparato realice un “hardlanding” sobre la pista, efecto que no es exclusivo del bajo coeficiente de rozamiento, sino por el “efecto rebote” que provoca este.

Existen básicamente 4 técnicas para descontaminar la pista por caucho:

 

  • a) Disolventes Químicos
  • b) Chorro de agua en alta Presión
  • c) Disolventes químicos y chorro de agua en Alta Presión
  • d) Aire Comprimido Caliente

Algunas publicaciones en manuales de aeropuertos y también en el blog Flap152, sugieren que es importante evaluar la eficacia para la eliminación de residuos de caucho, la implementación de cada una de estas técnicas depende de la cantidad a desprender, tipo de pista, ya sea de asfalto u  hormigón, incluso la capacidad de presupuesto del operador del aeropuerto.

En la mayoría de los casos, el chorro de agua en alta presión es bastante eficaz en zonas ligeramente contaminadas, pero su eficacia disminuye según aumenta el espesor de los contaminantes, este tipo de limpieza puede requerirse dos veces al año, dependiendo del tipo y del volumen de tránsito o incidencia.

Una práctica moderna en la remoción del caucho consiste en disolver los residuos de caucho con disolventes químicos, para posteriormente realizar un lavado a fondo con agua en alta presión.

Sin embargo cuando la contaminación es densa –tonalidad negra- se requiere regularmente de la implementación del aire comprimido a altas temperaturas de hasta 1,200 °C, con la combinación de agua y arena sílice de grano denso esparcido para la remoción de contaminación con cepillado metálico sobre todo en caso de pista de hormigón.

Cuando la tonalidad es grisácea es suficiente el aire comprimido caliente, aunque esto es un tanto tardado, se recomienda evitar en lo posible el uso de solventes químicos por cuestiones de impacto ambiental, ya que regularmente los químicos son vertidos en el manto freático adyacente a pista.

Medidas por aplicar

Algunos países tienen publicadas regulaciones sobre la aplicación y método a emplear. Cabe destacar, que toda terminal invariablemente pondrá la pista fuera de uso durante los trabajos de remoción, en fecha prevista y horarios pre-determinados, además, de la emisión de los NOTAM´s e implementación y cualquier otra medidas de seguridad, recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), anexo 14.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com