A 25 años del primer vuelo del 777, avión consentido de Boeing

Para la década de los 1970, el fabricante estadounidense Boeing se encontraba en las mesas de dibujo desarrollando un nuevo avión, que debería de cubrir un segmento de mercado, tapar un hueco entre sus productos y hacer frente a una era de construcción de aeronaves que estaba próxima a concluir.

Los increíbles Boeing 727, McDonnell Douglas DC-10 y Lockheed L-1011 TriStar, comenzaban un declive originado por los altos costos operativos y la necesidad de los operadores de ser más rentables en sus finanzas. En una etapa inicial, se pretendía cubrir el “hueco” entre los productos 767 y 747, además de hacer frente a la férrea competencia de doble pasillo con su principal rival, el fabricante europeo Airbus.

Inicialmente, el proyecto contemplaba un Boeing 777 trimotor, algo que definitivamente desalentó el interés de los principales interesado, y es que el nuevo concepto debería de tomar un rumbo tecnológicamente superior a sus antecesores, capacidades intercontinentales y con gran margen de ganancias para los operadores que, un avión trimotor no les daría. Evidentemente se tendría que replantear el programa.

Pareciera que este desarrollo –y no es la primera vez– era dirigido por las principales aerolíneas interesadas y no tanto por los ingenieros de Boeing, que a merced de las necesidades iba tomando un rumbo determinado hasta convertirse en lo que hoy conocemos como el Boeing 777, una aeronave con capacidades descomunales y que continua siendo el caballo de batalla para muchos de los operadores de largo recorrido.

Una de las principales características del diseño del Boeing 777 es que no se realizaron maquetas o dibujos, sino que se convirtió en el primer avión comercial en ser diseñado a través de un programa computarizado gracias al a plataforma 3D CAD “CATIA”; los datos compartidos y transferidos por una red durante la fase de diseño alcanzaron cerca de 2 millones de bytes de datos de producción, según el fabricante.

Basado en una adaptación del Boeing 767, el nuevo 777 cumplía a finales de la década de los 1980 con la mayoría de las exigencias del mercado. Inicialmente, estaría configurado para 275 asientos con dos variantes, que se diferenciaban por las capacidades de recorrido; el primero de 5.000 kilómetros (2.700 millas náuticas); y el segundo de 8.000 kilómetros (4.320 millas náuticas) de autonomía, respectivamente.

Las plantas motrices elegidas para las variantes serían los Pratt & Whitney (PW4074) de 74,000 libras de empuje; los General Electric (GE90-75Bs) de 75,000 libras de empuje; y los Rolls-Royce Trent 875s. Para el 14 de junio de 1994, el programa alcanzó un gran hito tras realizarse el primer vuelo del Boeing 777. Después de esa fecha iniciaría uno de los programas más extenuantes que Boeing ha realizado a cualquier avión de la época, poniendo a disposición nueve aviones que alcanzaron cerca de siete mil horas dentro de 4.900 vuelos de ensayos.

Las capacidades autónomas del equipo demostraban que el 777 era un avión excepcional para vuelos transoceánicos y es que los ensayos también declaraban que era aparto para ser el primer avión comercial en el mundo en obtener la certificación ETOPS-180 (Operaciones Extendidas de Aviones Bimotor), misma que fue certificada por la Administración Federal de Aviación (FAA).

El programa 777 se lanzó durante el otoño de 1990 con un pedido de United Airlines por 34 unidades; en junio de 1995, sería la misma aerolínea quien tomaría la posesión del primer avión y lo lanza en servicio comercial. Con los éxitos obtenidos, la junta directiva de Boeing autorizó la producción del 777-300 el 26 de junio de 1995, y el primer avión de la variante se entregó a Cathay Pacific cuatro años más tarde.

Indiscutiblemente, el “triple siete” como se le conoce, alcanzó logros sin precedentes como el récord que batió en un vuelo sin escalas desde Boeing Field (Seattle) hacia Kuala Lumpur (Malasia) recorriendo una increíble distancia de 20.044 kilómetros en veintiuna hora y veintitrés minutos. 

Hasta 2013, el 777 estaba disponible en seis modelos: El 777-200, 777-200ER (rango extendido), el 777-200LR Worldliner (el avión comercial de mayor autonomía del mundo), el 777-300, el 777-300ER de rango más largo, que se lanzó el 14 de noviembre de 2002, y el Boeing 777 Freighter. Sin embargo, a finales del mismo año, Boeing lanzó el lanzó el Boeing 777X en el Salón Aeronáutico de Dubái con 259 pedidos en firme de cuatro clientes. La producción del 777X se inició hace dos anos y la primera entrega para Qatar Airways, su cliente de lanzamiento, está programada para el próximo año. El 777X fue diseñado para ser el avión bimotor más grande y más eficiente del mundo, con un 12 por ciento menos de consumo de combustible y un 10 por ciento menos de costos operativos que la competencia.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com