Aeropuerto de Madrid Barajas: Abandonan a más de 20,000 pollitos

Tiempo de lectura: 2 minutos

Aeropuerto de Madrid Barajas .- La Policía Nacional en España puso en resguardo alrededor de 20.000 pollitos vivos que fueron abandonados en el Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Los animales llevaban tres días hacinados, sin comer ni beber y en condiciones de hipotermia. Al menos 6.000 ejemplares ya habían muerto en el momento en el que fueron localizados. 

Aeropuerto de Madrid Barajas

Parece que, debido al mal tiempo, los contenedores de cartón que se utilizaban para transportar a los pollitos se empaparon y se rompieron.  En lugar de buscar otro medio para albergar a los polluelos, el operador de carga simplemente los dejó en la terminal.

Al parecer los operadores de la aerolínea tienen algunas preguntas difíciles que responder esta semana, luego de que un envío de 26.000 pollitos fuera abandonado en el aeropuerto de Madrid Barajas

Las gestiones policiales, permitieron conocer que la empresa responsable contactó con la empresa del envío, quien no se hizo cargo de ellos, quedando abandonados hasta la intervención policial. 

Los agentes solicitaron inmediatamente con dos asociaciones protectoras de animales para que se hicieran cargo de los 20.000 ejemplares que quedaban vivos, aunque posteriormente, debido a las malas condiciones que habían sufrido, murió la inmensa mayoría de ellos, permaneciendo con vida tan solo unos 3.000 pollos.

En estos momentos continúan las gestiones policiales tendentes al total esclarecimiento de los hechos para dirimir la responsabilidad de las personas involucradas en un posible delito de maltrato animal.

En un comunicado la Policía Nacional, dijo:

El pasado fin de semana, la Policía Nacional se enteró de la presencia de miles de pollitos abandonados en cajas y palets depositados en la terminal de carga del principal aeropuerto de Madrid. Las primeras investigaciones policiales revelaron que tres días antes llegó un cargamento con aproximadamente 26.000 pollitos transportados en cajas de cartón. Debido a la lluvia, las cajas se rompieron, lo que imposibilitó continuar con su traslado a su destino, dejándolos abandonados en la propia terminal de carga.

Al momento del descubrimiento, ya habían muerto unos 6.000 polluelos por la falta de alimento durante los días de abandono, por el frío de los elementos y las deplorables condiciones de hacinamiento en las que se encontraban. Los 20.000 restantes estaban muriendo, tratando de sobrevivir comiendo los restos de animales que ya habían perdido la vida.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...