Acreedores aprueban adquisición y reestructuración de Jet Airways

Después de más de dieciocho meses de incertidumbres acerca del futuro de la compañía, los acreedores de Jet Airways aprobaron durante una reunión el pasado sábado, 17 de octubre, una oferta de adquisición y el plan de reestructuración de aerolínea, que podrá regresar a volar en los próximos meses. La transacción y el plan de reestructuración ahora están pendientes de la aprobación por la justicia y las autoridades aeronáuticas indias. 

La propuesta aceptada por los acreedores de Jet Airways fue sometida por la empresa británica de gestión de activos Kalrock Capital y por el inversor emiratí Murari Lal Jalan; los detalles, sin embargo, no han sido revelados. Pero según fuentes cercanas al procedimiento de insolvencia de la aerolínea, la transacción se estimó en alrededor de 272 millones de dólares, una mitad para la adquisición y la otra mitad como una inyección de capital para reestructurarla. 

Además de los 136 millones de dólares que recibirán por la adquisición del transportista, los acreedores tendrán una participación del 10 por ciento en la ‘nueva’ aerolínea. El resto del valor será inyectado progresivamente por cinco años para la reestructuración operativa de Jet Airways, que podrá despegar ya en los próximos meses como una legacy carrier. Aunque dejó de volar, todavía dispone de su Certificado de Operador Aéreo (AOC) y una estructura operativa mínima, incluyendo al menos diez aeronaves —tres 737-800 Next Generation, seis 777-300ER y un A330-200— que siguen en tierra desde abril del año pasado y que luego de un proceso de mantenimiento pesado, estarán aeronavegables nuevamente.  

El plan de reestructuración de Jet Airways también prevé la recuperación de los ‘activos’ más importantes de la aerolínea: Los slots (horarios de aterrizaje y despegue) en aeropuertos. Según las autoridades aeronáuticas del país asiático, con la suspensión de vuelos en abril del año pasado, el transportista dejó al menos 280 pares en la más grande (e importante) ciudad y centro financiero de la India, Mumbai; y unos 160 en la capital del país, Nueva Delhi, la mayoría de ellos, transferidos temporalmente a otras compañías indias para vuelos domésticos. 

Fundada en 1992, hasta la suspensión ‘temporal’ de los vuelos el 17 de abril del año pasado por falta de liquidez, ocupó el puesto de la más grande aerolínea india en número de pasajeros transportados. Como resultado de un ambicioso (y fallido) plan de expansión internacional liderado por Etihad Airways, la compañía se hundió en una crisis, agravada por la devaluación de la moneda local y el fuerte aumento en el precio del combustible.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...