Mientras que Trump aún mantiene las restricciones para el ingreso de viajeros provenientes de Europa en Estados Unidos, algunas aerolíneas europeas ya tienen programado retomar los vuelos hacia Norteamérica en las próximas semanas. La medida podría parecer apresurada o inadecuada, pero hay razones de peso detrás de esta decisión. Poco a poco en Europa la situación va volviendo a la normalidad y el continente se prepara para una temporada de verano, que aunque inusual, será más normal de lo que se esperaba.

Algunos países en el viejo continente -como Italia, Reino Unido y Suecia- ya han abierto sus fronteras y esperan recibir a miles de turistas durante el verano. Otros países como España, Francia y Portugal continúan con estrictas medidas que imposibilitan el turismo. Por su parte Alemania, Austria, República Checa y las naciones del Este abrieron sus fronteras gradualmente para los ciudadanos y residentes de la Unión Europea con ciertas restricciones. Mientras tanto, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que se plantea la posibilidad de abrir las fronteras para viajeros procedentes de países europeos donde la crisis esté controlada, pero aún no hay nada en firme.

Lo sorprendente de la situación es que algunas aerolíneas como TAP, Alitalia, Air France, Lufthansa, KLM y Air Brussels ya tienen programado el reinicio de operaciones hacia Estados Unidos. La mayoría ha incluido en sus itinerarios vuelos a partir de junio y julio. Aunque las frecuencias serán pocas, habrá una gran oferta de asientos, que aparentemente aún no podrán ser ocupados, hasta que Trump no levante las restricciones a los viajeros europeos. Las razones detrás de esta decisión son de vital importancia para el futuro del mercado aéreo.

También podría interesarte: Estados Unidos suspenderá vuelos comerciales procedentes de China

Inicialmente, la logística de planear los vuelos trasatlánticos requiere anticipación. La programación de las aeronaves, de las tripulaciones y los preparativos de los vuelos no son una tarea que se pueda completar de la noche a la mañana, así que las aerolíneas quieren estar listas y operando en el momento en que las restricciones empiecen a ceder. Por otro lado, puede existir una pequeña demanda de pasajeros que sean ciudadanos o residentes permanentes en los Estados Unidos que requieran viajar y lo pueden hacer bajo las actuales condiciones.

Aunque los pasajeros que ocupen los aviones no sean muchos por ahora, esos boletos sumado al equipaje y la capacidad de transportar carga en bodega puede justificar la operación de los vuelos. La carga es justamente el tercer argumento a favor de reiniciar operaciones. Durante la pandemia del Coronavirus se ha visto como las aerolíneas de pasajeros se han reinventado para transportar mercancías en sus aeronaves de pasajeros. Pues reiniciar operaciones a los Estados Unidos -con un avión con unos pocos asientos ocupados- se puede justificar si los compartimientos de carga vuelan llenos de mercancía. La estrategia, aunque un poco apresurada, puede jugar un papel fundamental en determinar qué aerolíneas tendrán la porción más grande del mercado una vez las restricciones cesen.

  • author's avatar

    Por: Daniel Suárez Mikán

    Un apasionado de la aviación. Controlador de Tránsito Aéreo y futuro Ingeniero Aeroespacial. ¿Sus Hobbies? Su trabajo, es decir, la aviación. También se ocupa como programador, diseñador gráfico, fotógrafo y periodista aeronáutico.

    Cuidad: Bogotá, D.C., Colombia.

  • author's avatar

Deja tu comentario.