Aigle Azur se declara en bancarrota y hoy todos los aviones a tierra

Como hemos estado informando en Transponder 1200, a inicios de esta misma semana la segunda aerolínea francesa Aigle Azur se declaró en bancarrota, pese a que esta continuaría operando vuelos durante un período de observación y esperaban mantener a la compañía operativa hasta el 15 de septiembre, en espera de un inversor.

Sin embargo, durante el jueves 5 de septiembre, mediante un comunicado, Aigle Azur dice que su situación financiera y las dificultades operativas posteriores han forzado su mano decidiendo cancelar todas sus operaciones a partir de la noche del día viernes 6 de septiembre.

Además, la aerolínea no puede garantizar por su situación financiera una indemnización para los clientes que habían comprado sus boletos para fechas posteriores. También aseguran que los salarios seguirán siendo pagados en su integridad y que las aeronaves quedarán en tierra en espera de ser reposicionadas dentro de los próximos días.

El Gobierno francés busca este viernes soluciones para las varias miles de personas afectadas por la suspensión de vuelos de la aerolínea, que se encuentra en concurso de acreedores y que dejará de operar esta noche.

El principal activo de Aigle Azur, que tiene una plantilla de 1.150 empleados, son los slots de despegue y aterrizaje en el aeropuerto parisino de Orly, donde tiene su principal base.

RELACIONADO
ASPA y Aeromar continúan con las negociaciones de aumento salarial

De acuerdo a medios locales en Francia,  hay al menos tres compañías que tienen intención de hacerlo: las francesas Air France y Air Caraïbes, así como la española Vueling. En los tres casos son ofertas parciales.

Los posibles candidatos tienen hasta el lunes 9 a las 12.00 locales (10.00 GMT) para formalizar sus ofertas ante el administrador designado por el Tribunal de Comercio de la ciudad de Evry, en las afueras de París.

Anteriormente, el 27 de agosto, el transportista había sido puesto bajo el control de un administrador temporal, posteriormente la compañía fue puesta en quiebra el 2 de septiembre

El anuncio tiene lugar tras una semana en la que los principales accionistas se han acusado mutuamente de mala gestión. 

Es un final triste para una aerolínea que nació en 1946. Aigle Azur ha enfrentado desafíos antes, especialmente a principios de la década de 2000, pero se benefició de un nuevo propietario, una nueva inyección de capital y una flota actualizada. Aigle Azur pareció recuperarse, convirtiéndose en la segunda aerolínea más grande de Francia.

Foto: Flickr – Aero Icarus

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...