Cuando aterrizó en la pista el 27 de abril de 1952, hace exactamente 68 años, el Lockheed Constellation matrícula F-BZAT escribió la primera página de la historia de Air France en México. Después de escalas en Gander (Terranova, Canadá), y luego en Nueva York, el avión de cuatro motores, con 34 pasajeros a bordo, aterrizó en el Aeropuerto Central de la Ciudad de México. Se trataba del primer servicio aéreo directo entre Europa y México.

México pronto se convirtió en un destino clave en la red de Air France. El tráfico despegó, los servicios entre París y la Ciudad de México se multiplicaron, con una y luego dos conexiones semanales en 1952, llegando a siete en 1954. En 1961, los Boeing 707, capaces de transportar 180 pasajeros, redujeron el viaje de 24 horas a 14 horas 20 minutos.

El fortalecimiento de los lazos entre los dos países, confirmado por las visitas, en aviones de Air France, del escritor francés André Malraux (1960) y luego del General de Gaulle (1964), volvió muy popular a la Ciudad de México en la red de conexiones de la aerolínea.

Posteriormente, se agregaron nuevos servicios temporales a otras ciudades mexicanas: Guadalajara en 1969 y Puerto Vallarta en 1971. El enlace entre la compañía y México se fortaleció en 1992 con la firma de un acuerdo de código compartido con la aerolínea nacional Aeroméxico. Air France comenzó a volar entre París y la Ciudad de México con el Airbus A380 en el 2016.

En este momento, el vuelo de Air France a la Ciudad de México, entre el 1° de abril y el 31 de mayo, se mantiene tres veces por semana, los días miércoles, viernes y domingo, con un Boeing 777-300.

  • author's avatar

    Por: Redacción

    «Uniendo al mundo de la aviación, en una misma frecuencia».

  • author's avatar

Deja tu comentario.