Un Boeing 787-9 Dreamliner matrícula F-HRBJ aterrizó en el aeropuerto Paris-Charles de Gaulle para unirse a la flota de larga distancia de Air France. Con este avión de nueva generación, la aerolínea francesa continúa con sus planes de modernización y renovación de su flota, buscando aeronaves más eficientes y más ecológicas.

Air France todavía continuará aumentando su capacidad de larga distancia, con próximas entregas de aviones Airbus A350, pero este es el décimo y último 787 que recibirá. El Boeing 787 ofrece beneficios significativos, al ser un avión de última generación cuenta con un menor consumo de combustible y una reducción del hasta el 20 % en emisiones de CO2, así como una baja en las emisiones de ruido.

Originalmente Air France realizó un pedido por 18 unidades de Boeing 787 Dreamliner, las entregas comenzaron en diciembre de 2016. El pasado 30 de junio, Air France y KLM intercambiaron pedidos por aviones Airbus A350 y Boeing 787, la aerolínea francesa cedió ocho 787 a KLM y a cambio recibió pedidos por siete A350.

Este cambio en las órdenes en firme que mantenían ambas aerolíneas por aviones de fuselaje ancho con Boeing y Airbus, se realizó con el objetivo de armonizar y optimizar sus flotas de equipos de largo recorrido; al tiempo de mejorar los recursos el adiestramiento de las tripulaciones con un esquema de flota más organizada.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.