airBaltic, la única aerolínea en el mundo con una flota exclusiva de A220

Tiempo de lectura: 4 minutos

La aerolínea nacional de Letonia, airBaltic, es actualmente el operador más grande del Airbus A220-300, y de hecho, es la única aerolínea del mundo cuya flota completa está integrada por este avión. airBaltic fue el cliente de lanzamiento del entonces CSeries 300 de Bombardier que posteriormente se convirtió en el Airbus A220-300; hace 10 años firmaron una carta de intención por 10 CSeries 300 con opciones por otros 10.

Originalmente pidieron ejemplares que en teoría complementaría su flota que contaba primordialmente con Boeing 737-300 y -500, pero cuando comenzaron a operarlo y comprobaron su gran desempeño y sus costos de operación mejores a lo esperado, se apresuraron a pedir más aviones para cambiar completamente su flota por este nuevo modelo.

airBaltic ha sido tradicionalmente una aerolínea regional europea, aunque llega a algunos puntos de Asia central y Medio Oriente. Pero no tiene operaciones de largo alcance, por lo que su flota con aviones de cabina angosta es más que adecuada. Sus vuelos actuales más largos son entre Riga, su base de operaciones, hasta Tenerife y Dubái, los cuales tienen una duración de alrededor de 6 horas y media; aunque el vuelo de regreso de Dubái puede tomar hasta 7 y media. Antes de la invasión rusa a Ucrania era menos largo, pero se tuvo que cambiar la ruta del vuelo para no volar sobre la zona del conflicto. Y el A220 cumple muy bien a pesar de la nueva ruta, por su gran alcance y economía de combustible. También por el conflicto tuvieron que cancelar temporalmente sus servicios a Armenia y Azerbaiyán.

El Director General de la aerolínea, Martin Gauss, comentó al respecto de la operación del A220 en su flota:

“Con el alto costo del combustible, nuestra mejor alternativa contra ello es el A220-300, ya que consumimos 25% menos combustible que en años anteriores que teníamos otros aviones”.

La decisión por el A220 no fue solamente por el tema del combustible, sino que buscaban las opciones más modernas pensando en la renovación completa de la flota, y en ese entonces llegaron a la conclusión de que el nuevo avión de Bombardier era le mejor opción ya que ofrecía lo más avanzado en todos sus sistemas, así como el gran espacio interior que ofrecía comodidad de un avión de cabina ancha, incluyendo los portaequipajes de gran tamaño.

El avión tuvo algunas demoras en el camino de su certificación, y en lugar de en 2015, airBaltic recibió el primero hacia finales del 2016, con el vuelo inaugural en diciembre entre Riga y Ámsterdam. Ya para encones había incrementado su orden en firme a 13 aviones más las 7 opciones que mantenía y poco después las ejerció también para tener 20 aviones pedidos en firme.

RELACIONADO
¿Tienes ideas innovadoras para la aviación? Airbus convoca al concurso Fly Your Ideas

Durante 2017 el avión demostró que su operación era completamente confiable en servicio comercial, y airBaltic amplió su cobertura con vuelos hacia Barcelona, Londres y París, en donde rivalizaba con aerolíneas de prestigio con aviones más grandes, pero sus pasajeros estaban sorprendidos por la comodidad del nuevo avión. Poco después comenzó con su vuelo más largo de Riga a Abu Dhabi.

En esa época, Bombardier no las traía todas consigo y, además de problemas económicos, entró en una disputa con Boeing luego de ganar un pedido importante de Delta Air Lines, ya que el fabricante norteamericano los acusó de prácticas de comercio ilegales y pidió un impuesto del 220% en sus aviones para EE.UU. Aunque al final la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. le dio la razón a Bombardier y retiró los impuestos, el fabricante canadiense ya había acordado darle a Airbus el control del programa CSeries para asegurar su supervivencia.

Mientras tanto, airBaltic seguía encantado con la operación de su nuevo avión y en mayo de 2018 hizo un nuevo pedido por 30 aviones más 30 opciones, declarando además que sería su único avión, desplazando tanto a los Boeing 737 como a los Dash 8-Q400 del que todavía tenía 12 ejemplares.

Aunque el desempeño del avión había sido muy bueno, siempre llegan a aparecer algunos problemas durante sus primeros años en servicio. En el caso del A220 fueron algunos problemas con los motores Pratt & Whitney GTF. Swiss tuvo 3 problemas serios en el transcurso de 4 meses y decidió que sus aviones no volarían en tanto no se determinara qué pasaba con los motores. airBaltic también tuvo problemas con los motores y salió a la luz que en 2 años había hecho 50 cambios de motor con tan solo 13 aviones, lo que indica que cada motor fue cambiado al menos 2 veces en promedio. No tuvo incidentes graves, afortunadamente, el más serio fue un vuelo entre Riga y Málaga que tuvo que ser desviado a Burdeos por problemas con los motores y, una vez en tierra, los apagaron completamente.

Después llegó la pandemia y obligó a la aerolínea a poner en tierra la mayor parte de su flota por falta de pasajeros y restricciones de viaje. Durante ese tiempo, Pratt & Whitney trabajó en la solución de los problemas del motor que se estarán incorporando en el transcurso de los siguientes años. Y la flota llegó mientras tanto a 34 aviones con otros 16 pendientes de entrega.

Pero fuera de estos problemas con los motores, el A220 ha mostrado un gran desempeño y ha logrado una gran reputación por su eficiencia y confort a los pasajeros, por lo que la apuesta de la aerolínea por el avión cuando estaba apenas en desarrollo, le ha dado una ganancia importante.

Sus aviones están configurados para 149 pasajeros, que es el máximo que puede llevar un A220-300. Por el momento no todos sus aviones están en servicio tanto por la recuperación de la demanda en proceso, como por el duro golpe de la guerra en Ucrania; así que airBaltic buscó opciones para sobrevivir mientras tanto y ha logrado contratos para operar vuelos en modalidad ACMI con aerolíneas como SAS, Eurowings y Finnair, que a diferencia de airBaltic están sufriendo por falta de aviones y tripulaciones suficientes.

Airbus confía en que el éxito del A220 seguirá creciendo en los siguientes años, por lo que durante la pandemia preparó la línea de producción para llegar hasta 14 aviones mensuales sin tener que hacer inversiones adicionales, y ya se tiene en el radar una versión más grande A220-500, que podría llevar hasta 180 pasajeros, rivalizando con el A320neo, por lo que no están muy ansiosos por ponerla en servicio pronto, pero los clientes la están pidiendo y podría estar en servicio en la segunda mitad de la década.

Foto: flickr – Anna Zvereva

  • author's avatar

    By: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...