Antonov 24 sufre falla eléctrica y tripulación aterriza con auxilio de móvil

Una situación un poco inusual ocurrió el pasado miércoles en la Isla de Sajalín, en el extremo oriental ruso, cuando un vuelo doméstico sufrió un fallo eléctrico que resultó en la pérdida de todos los sistemas de navegación y comunicación. Y para llevar a todos los pasajeros en seguridad de vuelta a tierra firme, la tripulación utilizó un teléfono móvil para aterrizar en el aeródromo más cercano.

El incidente fue protagonizado por el Antonov An-24 matrícula RA-46643 de propiedad de la aerolínea Khabarovsk Airlines, que cumplía el vuelo RNI474 entre Okha y Khabarovsk, la segunda ciudad más grande del extremo oriental ruso. A bordo, cinco tripulantes y veintisiete pasajeros.

Según la información difundida por sitios locales y por The Aviation Herald, el Antonov despegó del Aeropuerto de Okha-Novostroyka y durante su ascenso, a unos 17 mil pies de altitud, presumiblemente sobre las aguas del Golfo de Sacalina, sufrió un fallo eléctrico que resultó en la pérdida de todos los sistemas de navegación, comunicación y todos los demás alimentados por el eléctrico.

La tripulación entonces decidió alternar para el aeródromo más cercano, éste el de Nikolaevsk-on-Amur. Una vez sin contacto, la comunicación entre el Antonov y el control de tráfico aéreo fue realizado con el teléfono móvil del navegador a bordo del avión.

Más tarde, la aeronave inició su aproximación en Nikolaevsk-on-Amur, realizando la extensión manual de los trenes de aterrizaje, también afectados por la falla eléctrica. En la corta final, la tripulación logró conectar la electricidad del avión y extender los flaps, aterrizando con seguridad sin mayores incidentes.

Foto: Alexander Popik/Flickr

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com