¡Aterrizó! Emirates vuelve a operar su vuelo a Ciudad de México

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 20 de marzo del 2020, hace más de 14 meses, Emirates suspendió sus vuelos hacia México debido a la pandemia de COVID-19. Si bien México no cerró sus fronteras y lo EAU permitían el ingreso de extranjeros a su país, el vuelo implicaba una escala en Barcelona. Esto último era el obstáculo para la conexión pues Europa impuso medidas sanitarias restrictivas.

AERONAUTICA VITAR

Hoy la situación mundial ha mejorado gracias al avance de la vacunación. Por ello, las fronteras se han reabierto y con ellos las aerolíneas retoman el vuelo. Ejemplo de lo anterior es Emirates que este 02 de julio ha vuelto a aterrizar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (MEX) con uno de sus Boeing 777-200LR.

La aeronave comenzó la odisea al despegar a las 03:25LT del Aeropuerto Internacional de Dubai (DXB) para dirigirse al Aeropuerto El Prat en Barcelona (BCN). A las 08:31LT aterrizó en la ciudad española y se alistó para el segundo tramo del vuelo EK255. A las 11:17LT, el avión con matrícula A6-EWH, despegó para cruzar el Atlántico con destino a la capital de México. Tras 11:17 horas de vuelo, la aeronave emiratí tocó el suelo mexicano otra vez a las 15:34LT.

El retorno de los vuelos de la famosa aerolínea viene con una disminución de frecuencias. Antes del cierre de fronteras y suspensión de operaciones, Emirates tuvo hasta un vuelo diario hacia México. A partir de julio, se contará con cuatro vuelos. Hasta ahora se tiene establecido que sean en lunes, miércoles, viernes y domingo. De esta manera, la aerolínea emiratí ofrecerá 1,208 asientos por semana para conectar Barcelona, España-México y viceversa.

Los vuelos de Emirates para esta ruta se muestran de esta manera:

        EK 255 Dubái (DXB) 03:25LT Barcelona (BCN) 08:35LT
·         EK 255 Barcelona (BCN) 10:50LT CDMX (MEX) 16:05LT
·         EK 256 CDMX (MEX) 19:40LT Barcelona (BCN) 13:45LT (+1)
·         EK 256 Barcelona (BCN) 15:30LT Dubái (DXB) 00:15LT (+1)

Foto: Flickr/ Tomás del Coro

Deja tu comentario.

También te podría gustar...