En el contexto de la actual crisis del nuevo coronavirus (COVID-19) y su impacto sin precedentes en la aviación, el Air France-KLM Group ajustó sus planes para el futuro y durante la mañana de este miércoles 20 de mayo, anunció la decisión de retirar permanentemente toda la flota de Airbus A380 operada por la aerolínea de bandera francesa, Air France. A lo largo de diez años, la compañía operó diez unidades del modelo, cuyo retiro estaba programado para ocurrir por completo sólo dentro de dos años; el primero ya había abandonado la flota en enero de este año. 

A través de un comunicado, el grupo franco-holandés informó que el retiro definitivo del Super Jumbo de la flota francesa está en línea con su estrategia de simplificación de flota, para hacerlo más competitivo, reducir costos y mejorar el rendimiento, al tiempo que permite la modernización de la flota de todo el Air France-KLM Group y reduce considerablemente la emisión de contaminantes a la atmósfera, en apego a su plan de sostenibilidad ambiental global. 

Actualmente, Air France dispone de nueve unidades que estaban en servicio activo hasta marzo de este año, durante el estallido de la pandemia global del nuevo coronavirus (COVID-19); cinco de los equipos son propios del grupo o en arrendamiento financiero, mientras los cuatro restantes, eran operados por la aerolínea francesa en régimen de arrendamiento operativo. El retiro definitivo del A380 tendrá un impacto negativo de medio billón de euros en las finanzas del grupo, que será listado en su balance del segundo semestre del año (2H2020) como costos y gastos no corrientes.

En la flota de Air France, el cuatrimotor será reemplazado por diez equipos 787-9 Dreamliner, además de treinta y ocho unidades del A350-900 XWB del fabricante europeo Airbus, que también serán los responsables por modernizar la flota, permitiendo el retiro de los más veteranos 777-200ER y del A340-300 — retirado permanentemente hace dos semanas. Por lo tanto, a partir de ahora, su flota de largo recorrido estará compuesta exclusivamente por aeronaves bimotores de doble pasillo, más económicas y modernas.

Air France anunció su pedido en firme por diez unidades, con opción de compra por cuatro equipos más, a principios de la década pasada, precisamente el 24 de julio de 2000. Se convirtió en el cliente de lanzamiento del modelo en Europa al recibir su primer avión el 30 de octubre de 2009, cuando el A380 matrícula F-HPJA (s/n 033) aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Paris-Charles de Gaulle procedente de Hamburgo-Finkenwerder, donde recibió su configuración de interiores. ¡Au revoir, Super Jumbo!

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.