Austrian Airlines cierra 2020 con números rojos pero va por la revancha en 2021

Telegram

La aerolínea austriaca parte del Grupo Lufthansa, Austrian Airlines, dio a conocer sus resultados de 2020 a través de un comunicado, en el que señala que la fuerte pérdida de operación fue de €319 millones de euros ($371 mdd); por supuesto por causa de la pandemia del COVID-19 más los tres meses que estuvo completamente detenida por el cierre de fronteras.

Esto contrasta con la utilidad de €19 millones de euros ($23 mdd) que la aerolínea tuvo en 2019. Y es que Austrian tuvo una caída del 79% de sus pasajeros de un año a otro, tan solo 3.1 millones de pasajeros cuando había tenido ya varios años de crecimiento.

El Director General de Austrian, Alexis von Hoensbroech, comentó:

Naturalmente el cese de todas las operaciones durante unos meses del 2020 también detuvo nuestras operaciones financieras. La crisis nos catapultó de una situación estable al más complicado tiempo en la historia de la aviación. No podríamos sobrevivir la crisis sin préstamos, ayuda gubernamental y el apoyo de los empleados, proveedores y socios del sistema, en forma de contribuciones”.

Austrian reanudó operaciones a mediados de junio luego de una interrupción de 100 días; las reservaciones comenzaban a resurgir y llegaron al 30% de las operaciones de 2019, pero la pandemia los hizo suspender de nuevo las operaciones a mediados de septiembre.

Por supuesto tuvo que haber una reducción de personal en un 8%, aunque más que despidos se logró al no contratar para vacantes pendientes y dejar que expiraran los contratos temporales. Al final de diciembre pasado tenían 6,443 empleados, 546 menos que en diciembre de 2019.

RELACIONADO
Lufthansa ofrecerá seguros médicos para COVID-19

El enfoque en este momento será cuidar la liquidez a corto plazo con fuertes reducciones de costos, y a largo plazo mantener la capacidad para pagar el préstamo del gobierno. Actualmente está evaluando también si es necesario retirar algunos de los 60 aviones que componen la flota actual y que estarán en operación una vez que se termine la crisis.

También realizó el cierre de bases de Austrian Technik, su filial de mantenimiento, en las estaciones de Graz, Linz, Salzburgo y Klagenfurt, los técnicos fueron transferidos a Viena. También el manejo de pasajeros en Salzburgo y Klagenfurt. En cuanto a flota se deshizo de su flota de Dash 8 y vendió los tres Boeing 767 más viejos. La venta de la flota de A319 se está estudiando, pero en dado caso el producto de su venta irá directo al pago de los préstamos estatales.

Dicho lo anterior, es su prioridad para 2021 hacer que regrese un gran número de sus pasajeros y, paulatinamente, llegar a la nueva normalidad de los viajes. Es un hecho que la gente quiere viajar luego de un año de encierro y esa demanda reprimida es algo que se debe aprovechar. El verano de 2021 será decisivo para determinar su continuidad, hasta ahora las reservaciones los tienen optimistas con cautela, pero ante la pandemia hay que estar preparados para cualquier eventualidad.

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...