Después de casi trece semanas con todos los vuelos suspendidos por el cierre del espacio aéreo y de las fronteras ecuatorianas por el estallido del nuevo coronavirus (COVID-19) en el país sudamericano, uno de los más afectados en la región, el pasado lunes 15 de junio, el gobierno levantó la prohibición de los vuelos domésticos y Avianca Ecuador reanudó parte de su operación, reactivando así la conectividad aérea entre las principales ciudades de este país. Todas las frecuencias y destinos se reanudarán progresivamente, según la demanda. 

Fue a las 06:53LT (GMT-5) del lunes que el Airbus A319 matrícula HC-CSA, con 96 pasajeros y cinco tripulantes a bordo, despegó del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre en Quito cumpliendo el vuelo AV1620 en dirección a la ciudad de Guayaquil, aterrizando en el Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo casi cuarenta minutos después, a las 07:26LT, marcando el primer vuelo de la aerolínea ecuatoriana después de 89 días en tierra; el espacio aéreo del país, uno de los más afectados por la pandemia en Sudamérica, se cerró el miércoles 18 de marzo. 

En total, durante junio, Avianca Ecuador operará dieciséis frecuencias semanales entre Quito, Guayaquil y Manta, reanudando progresivamente su operación doméstica en el mercado ecuatoriano, en línea con la demanda de pasajeros para cada destino. A través de un comunicado, la aerolínea señaló que ya la activación de la operación de los destinos internacionales —Bogotá, Cali y Lima— dependerá de la apertura de los aeropuertos por parte de las autoridades de los respectivos países donde opera. 

Para la reanudación de los vuelos, la aerolínea adoptó protocolos de seguridad;  tanto el personal en tierra como a bordo, están utilizando los elementos de protección como mascarillas, gel antibacterial, termómetros digitales y/o infrarrojos, kits de limpieza con alcohol y toallas para la desinfección dentro del avión, así como protocolos para minimizar al máximo el contacto físico. Avianca Ecuador señaló que todo su personal —en tierra y a bordo— está debidamente preparado para detectar cualquier posible alerta y actuar según los protocolos de seguridad establecidos en todas las fases del vuelo. 

En cuanto al proceso de desinfección del avión, este incluye la limpieza de superficies con productos desinfectantes avalados por los fabricantes, el área de mantenimiento de la aerolínea y el área de salud en el trabajo, que incluye entre otros, sillas, controles de luz, botones, manijas de los compartimentos de maletas ubicados arriba de los asientos (bins), paredes adyacentes, ventanas y persianas, baños —picaporte, seguro, inodoro, grifo, lavamanos y paredes adyacentes—, entre otros.  Adicionalmente, en los procesos de limpieza profunda se realizará una desinfección de ambiente con equipos especializados de aspersión adquiridos por la aerolínea para tal fin.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.