© Cassie Deacon

Dos aviones resultaron dañados después que objetos utilizados para apoyo en tierra y una caja de agua fueran lanzados durante una tormenta que golpeó el Aeropuerto Internacional de Brisbane la tarde del pasado domingo 13 de noviembre. Ráfagas de viento de hasta 157 kilómetros fueron registradas en la terminal.

Los dos aviones, un Boeing 717-200 perteneciente a QantasLink de matrícula VH-YQU y un Airbus A320 de Jetstar Airways Australia, sufrieron daños menores. No se reportaron heridos.

Las ráfagas de vientos -las más fuertes registrados en 30 años en la ciudad- también arrancaron paneles del techo del garaje del aeropuerto, de un hangar de Qantas y arrastraron aviones pequeños en el área de aviación general.

  • author's avatar

    Por: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @_erickcerqueiraf | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.