El Ejército de los Estados Unidos ha elegido los helicópteros Invictus de Bell y el Raider X de Sikorsky como los dos diseños de prototipo finales. Ambos diseños se enfrentarán bajo el programa de Aviones de reconocimiento de ataque futuro, o FARA. El ejército está buscando llenar un vacío en sus capacidades de aviación dejadas por el retiro de sus helicópteros exploradores OH-58D Kiowa Warrior.

Además con la nueva aeronave se pretende reemplazar casi la mitad de sus helicópteros de ataque Apache AH-64. Bell y Sikorsky superaron las ofertas de varias empresas como: Boeing, una propuesta en conjunto entre AVX Aircraft y L3, así como una propuesta entre las empresas Karem Aircraft, Northrop Grumman y Raytheon. Una por parte de Airbus Helicopters.

El Invictus de Bell es un diseño de helicóptero mono motor convencional, este fue el menos complejo de todos las aeronaves que participaron. La compañía se centró en gran medida en una estrategia de desarrollo de bajo costo y bajo riesgo que aprovechó el trabajo que había hecho en helicópteros anteriores, particularmente en su Modelo 525 Implacable, incluido el avanzado sistema de vuelo por cable.

Por su parte la oferta de Sikorsky es un diseño de helicóptero compuesto, presenta un rotor principal coaxial y un puntal de empuje en la parte trasera. El diseño del Raider X es considerado como maduro, derivado del S-97 Raider existente, cuyos ejemplos han estado volando desde 2015.

La empresa que resulte ganadora se llevará un gran contrato, ya que el Ejercito de los Estaos Unidos planea adquirir cientos de estos nuevos helicópteros arrebatar su lugar al AH-64 Apaches que actualmente sirve en los escuadrones de reconocimiento de ataque.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast.

    Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar

Deja tu comentario.