La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) de España, está investigando un grave incidente ocurrido en julio, que podría haberse convertido en un grave accidente aéreo al despegar un avión de pasajeros.

Según información de la CIAIAC, el hecho ocurrió con el Boeing 737-800 matrícula EI-EFJ, operado por la aerolínea irlandesa Ryanair, cuando iba a despegar del aeropuerto de Palma de Mallorca, en las Islas Baleares, el 19 de julio del 2020. A bordo del vuelo número FR-2062 había seis tripulantes y 152 pasajeros.

Al avión se le autorizó a despegar por la pista 24R del aeropuerto, mientras estaba ocupada por un vehículo del aeropuerto. Este se encontraba realizando labores de mantenimiento, habiendo sido previamente autorizado para entrar en pista por los servicios de CTA.

El conductor del vehículo, al escuchar en la frecuencia de comunicación que la torre de control estaba autorizando el despegue de la aeronave EI-EFJ, lo alertó de su presencia y de inmediato, los controladores comenzaron a instruir a la aeronave para que detuviera la carrera de despegue.

La CIAIAC describe que “la distancia entre el vehículo y la aeronave en poco tiempo fue inferior a 1,6 millas náuticas (2,96 km) y, tras el incidente, se permitió que la aeronave despegara nuevamente, completando el vuelo sin mayores complicaciones., y que no hubo daños, personales o materiales.

La NTSB de EE. UU. Informó que acreditaron a un representante para unirse a la investigación.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.