Boeing 767 de Delta sufre ingesta de pelícanos cuando se dirigía a París

Un Boeing 767-300 de la aerolínea Delta Air Lines que realizaba el vuelo DL-248, tuvo que regresar luego de haber despegado del Aeropuerto Internacional de Salt Lake City, debido a que durante el ascenso inicial se encontró con una parvada aparentemente pelícanos, sufriendo de la ingesta de por lo menos uno de ellos en el motor.

El vuelo que tendría destino hacia el Aeropuerto Internacional de Charles de Gaulle, París, fue reprogramado. Según algunas declaraciones y evidencias, sólo fue el motor derecho (#2), fue el que sufrió de la ingesta y daño, ninguna de las otras estructuras de la aeronave sufrió de algún impacto.

Luego de la ingesta, la tripulación regresó y realizó un aterrizaje seguro en la pista 34L aproximadamente 12 minutos después de haber despegado. Los 223 pasajeros fueron desembarcados normalmente.

El Boeing 767-300 matrícula N152DL, desde el pasado 17 de noviembre -fecha del incidente- permanece en el Aeropuerto de Salt Lake City para su reparación y se desconoce cuándo será reactivado nuevamente.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com