Boeing deberá pagar $2,500 millones de dólares por el caso MAX

Boeing informó este 7 de enero, la firma de un acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en el que deberá pagar cerca de $2,500 millones de dólares, a familiares y aerolíneas que se vieron afectadas por la puesta en tierra de la aeronave por más de 20 meses.

El fabricante americano destinó $500 millones de dólares a los familiares de las víctimas de los vuelos 610 de Lion Air y 302 de Ethiopian, depositado en un fondo de beneficiarios legales para compensar a los afectados de la muerte de 346 personas.

El Presidente y Director Ejecutivo de Boeing, David Calhoun, dijo en una carta a sus empleados:

Creo firmemente que firmar esta resolución es lo correcto para nosotros, un paso que reconoce apropiadamente cómo no cumplimos con nuestros valores y Expectativas. Esta resolución es un recordatorio serio para todos nosotros de cuán crítica es nuestra obligación de transparencia con los reguladores y las consecuencias que nuestra empresa puede enfrentar si alguno de nosotros no cumple con esas expectativas”.

Además, Boeing detalló que la firma se produce después de que dos de sus empleados (pilotos de prueba), omitieran información a los agentes evaluadores de la Administración Federal de Aviación (FAA), acerca del sistema MCAS que afectaba directamente los controles de la aeronave en caso de una emergencia. Por lo que en el reporte final de la FAA no se tenía ningún conocimiento acerca del funcionamiento del MCAS, ni las aerolíneas contaban con manuales detallando su operación.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...