A pesar de la crisis que vive la industria aeronáutica a causa de la pandemia del Coronavirus (COVID-19), Boeing ha logrado obtener algunas órdenes nuevas durante mayo. En total el fabricante recibió pedidos por nueve aeronaves nuevas. Además, entregó 3 unidades a dos aerolíneas y una a la Armada de los Estados Unidos. Después de abril en el que la compañía no había recibido ninguna orden, los números empiezan a reestablecerse lentamente para el fabricante de Seattle.

Entre las unidades que fueron entregadas durante mayo hay un P-8A Poseidon (B737-800A) para la Armada de los Estados Unidos (U.S. NAVY), dos 777F para China Southern Airlines y un 767-300F para UPS. Sin embargo, ningún avión de pasajeros pudo ser entregado, ya que las aerolíneas no están recibiendo las aeronaves durante la actual crisis. Muchos operadores han retrasado el calendario de entregas de los aviones nuevos, mientras que otros han cancelado las órdenes ante la falta de efectivo por estos días.

Después de pasar un mes en ceros, Boeing logró concretar durante mayo la venta de un 747-8F para UPS, un 767-F para FedEx y siete aviones más -cinco 767F y dos 777F- para compradores no identificados. El mercado de carga se sigue moviendo y ha visto un incremento en los últimos tiempos durante la pandemia. Boeing afirma que cuenta con una unidad de negocio fuerte en el segmento de los cargueros para atender la demanda actual y en los próximos años.

También podría interesarte: Video | Swiss convierte un Boeing 777 de pasajeros en carguero

A pesar de las órdenes que empieza a recibir Boeing, el saldo de cancelaciones sigue en negativo en lo que va corrido del año. Durante el 2020 el fabricante ha recibido en total 58 órdenes, mientras que las cancelaciones y conversiones de órdenes suman más de 300. Una de las aeronaves que se ha visto más afectada ha sido el 737-MAX, que además está en tierra desde marzo de 2019 por los problemas con el MCAS.

El mercado de carga se constituye como una unidad de negocio de vital importancia para el fabricante estadounidense, de cara a una desaceleración del mercado de pasajeros y la necesidad de movilizar bienes durante la actual crisis y de cara al futuro. Actualmente Boeing reporta una tasa de producción de tres 767-F y 0,5 B747-F por mes. Además, el 777F es producido en paralelo en la misma línea con la versión de pasajeros. Cerrando el portafolio se encuentra el programa de conversión permanente que ofrece la posibilidad de transformar un Boeing 737, 767 o 747 de pasajeros a la versión de carga BCF.

Foto: Wikimedia / Andrew W. Sieber

  • author's avatar

    Por: Daniel Suárez Mikán

    Un apasionado de la aviación. Controlador de Tránsito Aéreo y futuro Ingeniero Aeroespacial. ¿Sus Hobbies? Su trabajo, es decir, la aviación. También se ocupa como programador, diseñador gráfico, fotógrafo y periodista aeronáutico.

    Cuidad: Bogotá, D.C., Colombia.

  • author's avatar

Deja tu comentario.