La aerolínea Brussels Airlines planea disminuir su fuerza laboral, reducir su flota y además recortar sus destinos. Así lo anunciaron este 12 de mayo de 2020 tras presentar un nuevo plan para poder sobrevivir al impacto negativo que ha generado la actual pandemia del Coronavirus (COVID-19) en la aerolínea.

El plan por parte de la aerolínea para hacer frente a la baja demanda de vuelos y evitar problemas económicos es contundente; reducir los destinos planeados para el verano del 2020, de 78 a 56 sólo en Europa y de 20 a 18 vuelos de larga distancia; una reducción de 54 aviones a tan sólo 38, además cancelará el contrato de arrendamiento húmedo que tiene con CityJet.

La aerolínea también planea reducir los costos de personal, es por esa razón que despedirá al 25% de sus empleados. Además de un plan de reducción de gastos generales, que beneficiarán significativamente los costos operativos aumentando su eficiencia. Buscando mejorar la productividad y estandarizar aún más su flota.

El CEO de Brussels Airlines, Dieter Vranckx dijo:

Comenzamos el año 2020 con resultados positivos en términos de número de pasajeros e ingresos; y para este verano, planeamos una fuerte oferta de ocio, ya que podríamos compensar parte del negocio que perdimos debido a la bancarrota de Thomas Cook Bélgica. Pero la pandemia de Coronavirus está golpeando a Brussels Airlines extremadamente fuerte. No teníamos otra opción que suspender temporalmente los vuelos a partir del 21 de marzo e introducir el paro técnico para toda la empresa. Esta crisis sin precedentes ha empeorado nuestra situación financiera obligándonos a tomar medidas sustanciales e indispensables. La reestructuración es urgentemente necesaria para sobrevivir a la crisis actual y volverse estructuralmente competitiva en el futuro».

La aerolínea pidió al gobierno de Bélgica ayuda financiera por ­€290 millones de euros, de estos €200 millones serían como préstamo y €90 millones como recapitalización. Pero las negociaciones no han llegado a nada, a finales de abril la primer ministro Sophie Wilmès envió una carta al CEO de Lufthansa, donde pedía una perspectiva detallada del crecimiento para la aerolínea en su centro de operaciones del Aeropuerto Internacional de Bruselas.

Pero hasta el momento el gobierno no ha dado el sí para poder dar dinero a la aerolínea, por su parte Brussels Airlines está explorando todas las posibilidades para poder hacer frente a la «coronacrisis» y poder hacer limitar el número de despidos.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.