Carta dirigida al Licenciado Miguel Alemán Magnani, Presidente y Director General de Interjet

Señor Licenciado Miguel Alemán Magnani.

Presidente y Director General de Interjet.

P R E S E N T E.

Estimado Señor Licenciado Alemán: seguramente Usted no lo recuerda, pero tuve el gusto de saludarlo en julio de 2013 en el Lobby del edificio del Club de Industriales.

Además de que Usted amablemente recibió mis saludos, tuve la oportunidad de felicitarlo por el éxito que estaba siendo Interjet, aerolínea a la que reconocemos como de las pioneras de la “nueva ola de la industria” en México. Han pasado 6 años de ese breve encuentro y no tengo la certeza en este momento, como usuario, de lo que sucede en su aerolínea.

La primera llamada de atención fue la puesta en tierra de las aeronaves Shukhoi Superjet 100 (SSJ100) que, si bien fue una decisión técnica, la afectación fue grande por el número de operaciones diferidas y canceladas.

Pasó el tiempo y fue apenas este sábado pasado que se cancelaron varios vuelos.

La explicación fue que “faltaba personal” para asignación de vuelos, sin embargo, ayer domingo emite la aerolínea un desplegado donde se invita a personal para formar parte de un nuevo grupo de sobrecargos.

Don Miguel: creo firmemente que la industria aeronáutica en México ha sido presa de diversas conjeturas, empezando por las económicas y qué decir de las políticas, pero también creo que la aviación comercial ha aprendido de aquellas dos; cada quiebra del pasado, cada accidente que desencadenó o aceleró el final para una aerolínea, es un aprendizaje.

Pero pareciera Señor Licenciado, que ese tortuoso aprendizaje solo se plasmó en las personas que laboran por debajo de las gerencias: aquellos que todos los días están en la operación, en mantenimiento, tráfico, rampa, trabajadores generales, siempre los más vulnerables ante las quiebras y cierres parciales de las aerolíneas.

Me parece que esa educación, la que los trabajadores adquirieron a lo largo del tiempo, la que se conduce desde adentro, la de todos los días, está desperdiciada. Pareciera que no hay quien los escuche y, sobre todo, les otorgue la oportunidad de crecer junto con la aerolínea.

A los trabajadores se les debe escuchar, porque son quienes, como los médicos internistas, conocen de primera mano lo que le sucede al paciente.

Creo también Don Miguel, que Interjet está a tiempo de resolver los problemas que le aquejan (esos que solo Ustedes conocen), porque acá afuera, en la calle, solo sabemos por segundas manos lo que parece ser una noticia alarmante y probablemente ni siquiera sea lo correcto.

Ha faltado talento para comunicar, ha faltado liderazgo y, sobre todo, cariño a la aviación. Pero eso, Don Miguel no lo va a adquirir de nadie que no provenga de la aviación, porque no sabe lo que es quedarse sin trabajo en las peores condiciones de desventaja, por ejemplo: los Pilotos.

Porque cuando una aerolínea quiebra o cesa operaciones, el personal técnico aeronáutico debe de demostrarle a la autoridad que durante un año se volaron más de 10 horas en el equipo de vuelo, se asistió a un curso recurrente y se practicaron las emergencias en el simulador de vuelo; si todo lo anterior no sucedió por interrupción de las operaciones, el Piloto queda desprotegido al no poder demostrarle a la autoridad lo citado y por supuesto, no hay reglamento que ayude a subsanar esta situación.

Deseo de todo corazón Señor Licenciado Alemán larga vida a Interjet, que este impase que están experimentando, sea una leve turbulencia no sólo por el bien del personal de la aerolínea, de los inversionistas sino del país, porque este país no puede darse el lujo de tener nuevamente monopolios aeronáuticos.

Eso no beneficia en la obtención de empleo como tampoco en el juego de la oferta y la demanda al usuario, como lo es su servidor.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com