Comair se va a tierra por deficiencias de seguridad operacional

Tiempo de lectura: 2 minutos

La aerolínea regional Comair, que opera vuelos domésticos en Sudáfrica en conjunto con British Airways y con una subsidiaria de bajo costo denominada Kulula, fue puesta en tierra por la autoridad aeronáutica de Sudáfrica (SACAA), luego de que en el último mes tuvo una serie de emergencias en vuelo que variaron desde fallas de motor hasta problemas con el tren de aterrizaje, por lo que el regulador no quiere esperar a que haya algo más serio con la aerolínea y la puso en tierra mientras se realiza la investigación de sus problemas.

GOOGLE NEWS

De acuerdo con la investigación de SACAA, las emergencias pusieron en evidencia riesgos de seguridad del operador, por lo que emitió una suspensión de su certificado mientras se investiga a profundidad y se toman las medidas correctivas necesarias. A la aerolínea se le había dado de plazo hasta el domingo pasado para cumplir con los requerimientos de la autoridad o enfrentar una suspensión indefinida, pero no cumplió en el plazo y por ello fue puesta en tierra.

La aerolínea tiene actualmente dos operaciones distintas, por un lado, como Comair ofrece vuelos domésticos y de conexión con British Airways en Cape Town y Johannesburgo hacia otras ciudades de Sudáfrica, y viceversa para conectar con los vuelos de British hacia Londres-Heathrow. Y, por otro lado, tiene una subsidiaria de bajo costo denominada Kulula y opera vuelos domésticos. Por esta operación doble algunos de sus aviones tienen la librea de British Airways y otros la de Kulula.

Mientras tanto se pidió a los pasajeros que no fueran al aeropuerto si no tenían alguna otra reservación confirmada, algunos pasajeros varados en Johannesburgo dijeron que lograron conseguir otros vuelos en otras aerolíneas se quejaron de las altas tarifas en comparación.

Comair dijo que entregaron la información requerida a las autoridades y esperan retroalimentación, pero no saben cuándo serán autorizados para volar otra vez. Su Director General, Glen Orsmond, declaró:

Solamente recibimos la confirmación de que la información fue recibida, pero hasta el momento no hemos recibido ninguna otra comunicación formal”.

La aerolínea movía hasta antes de su puesta en tierra un 40% del tráfico doméstico de Sudáfrica, con una flota de 20 aviones. Como Comair tiene 3 Boeing 737-400 y 10 Boeing 737-800, de los que 1 se encuentra todavía en almacenamiento luego de la pandemia; mientras que la flota de Kulula cuenta con 1 737-400 y 6 737-800. La aerolínea tuvo que reducir su flota drásticamente por la pandemia de COVID-19 que la obligó a suspender todas sus operaciones y entró en un proceso administrativo de quiebra, hasta que inversionistas privados decidieron revivirla.

  • author's avatar

    By: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...