En Escocia podemos encontrar uno de los aeropuertos más peculiares en el mundo en la isla de Barra, su aeropuerto está ubicado en la bahía poco profunda de Traigh Mhòr y es el único en el mundo donde los aviones utilizan una playa como pista de aterrizaje; fue inaugurado en el año de 1936.

En este aeropuerto están clavados postes de madera que delimitan los extremos de las pistas de arena, con las direcciones 07/25, 11/29 y 15/33. Durante la marea alta, las “pistas” no pueden ser usadas; además los tiempos para poder aterrizar varían dependiendo de la marea.

Los vuelos de emergencia ocasionalmente operan de noche desde el aeropuerto, con luces de vehículos que se utilizan para iluminar la pista y tiras reflectantes colocadas en la playa. En el año de 2011, el Aeropuerto de Barra fue votado como el número 1 en los principales enfoques aeroportuarios del mundo, en la encuesta realizada por PrivateFly.com.

La aerolínea Loganair ofrece dos vuelos diarios desde el aeropuerto de Glasgow con destino a Barra, para esto utilizan aviones Havilland Canada DHC-6 Twin Otter, modelos de turbohélice con capacidad para 18 pasajeros. En el año 2018 se contabilizaron 1,400 operaciones trasladando aproximadamente a 10,000 pasajeros.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Diseñador de profesión, soñador por convicción y terrícola loco por naturaleza, soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.