Esta semana conocimos sobre el despido laboral de dos Controladores de tráfico aéreo en México quienes, a su vez, eran líderes de uno de los cuatro sindicatos de ese gremio. Desde diciembre pasado, este sindicato ha estado alertando sobre la falta de personal en el Servicio a la Navegación en Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM por sus siglas) y las implicaciones que ya se tienen por obvias razones.

Una de ellas, la que más nos debe inquietar, es el hecho de que el personal de control de vuelo está excediendo las horas de jornada máximas que confiere la Ley Federal del Trabajo y también algunas violaciones al contrato colectivo del sindicato en cuestión.

Pero aquí debemos ser respetuosos del tema sindical y debemos enfocarnos en el aspecto de seguridad. Hemos visto los resultados de tener controladores de vuelo fatigados y los incidentes o factores contribuyentes a accidentes tanto en tierra como en aire.

Uno de los turnos laborales de los controladores donde se han presentado más riesgos, es el turno de las 10 de la noche hasta las 6 de la mañana, esto se debe, según la NTSB a que trabajar en contra del ritmo circadiano durante un prolongado tiempo, no solo es que el cuerpo llega a adaptarse como erróneamente se piensa, sino que, contrario a ello, las reacciones instintivas y de razonamiento se aletargan a medida que se trabaja de noche.

En el caso de los controladores mexicanos, es sabido que el estrés con el que desempeñan su trabajo ya no está en los límites tolerables médicamente hablando, sino que desde la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México, así como el sobre congestionamiento de otras terminales, ha llevado a elevar un aviso a las autoridades para que se mitigue este posible eslabón en la cadena del error del accidente, contratando más personal y capacitándolo.

Esperamos que el gobierno mexicano tome muy seriamente este aviso antes de que sea muy tarde, antes de que se termine de construir un nuevo aeropuerto y estén funcionando tres de ellos de manera simultánea sobre el valle de México.

  • author's avatar

    Por: Guillermo Galvan

    20 años en aerolíneas, instructor teórico aeronáutico, especialista factores humanos en aviación, melómano, cafeinómano.

    Sigue mi Columna ‘Nivel de Vuelo’ todos los lunes.

  • author's avatar

Deja tu comentario.