Desbalance de pasajeros en un A320 de Alitalia causa tail-strike

Tiempo de lectura: 3 minutos

Telegram

El 27 de agosto de 2017, hace casi cuatro años, la tripulación de un Airbus A320-200 de Alitalia tuvo que realizar una maniobra de aborto de despegue, el cual resultó en un tail-strike (golpe en la cola del avión contra la pista). El caso fue investigado todo este tiempo y se dio a conocer en el informe final que un desbalance de pasajeros parece ser la causa principal tanto del aborto de despegue como del golpe en la cola del avión.

American Flyers

De acuerdo con la información publicada en The Aviation Herald, el Airbus A320 de Alitalia, matrícula EI-DTB realizaba el vuelo AZ9041 de Milán-Malpensa al Aeropuerto Fiumicino de Roma, ambos en Italia. El trayecto a Roma era el último de tres, ya que el vuelo se originó en Hamburgo, Alemania y a bordo viajaban 103 pasajeros y seis tripulantes.

Una vez que le dieron la autorización para despegar, el jet aceleró en la pista 35R de Malpensa a las 17:16 LT. Sin embargo, la tripulación decidió abortar el despegue saliendo de la pista vía una salida de alta velocidad a aproximadamente 1000 metros delante de la cabecera. Los pasajeros bajaron y fueron reacomodados por Alitalia en un A320 de reemplazo registrado como EI-DSV, que llegó de Roma unas cuatro horas después.

American Flyers

El 24 de agosto de 2017, la Agencia Nacional por la Seguridad de los Vuelos (ANSV) reportó el despegue abortado seguido de un tail-strike. Y más recientemente, el 15 de abril del 2021, la ANSV declaró lo siguiente respecto a esta investigación:

La causa del serio incidente es atribuible a factores humanos y organizacionales. En el despegue, luego de una inadecuada distribución de pasajeros a bordo, se creó un desbalance del avión al inicio de la carrera de despegue”.

La razón del desbalance fue porque, dada la naturaleza de este vuelo en particular, en al primer trayecto desde Hamburgo había 171 pasajeros, 68 de los cuales iban a Milán, mientras que los 103 restantes iban a Roma. El personal de Hamburgo asignó las filas 1 a 12 a los pasajeros hacia Malpensa y de la 13 hacia atrás para los que iban a Roma. Además, tres contenedores de equipaje destinado a Milán se pusieron en el compartimiento delantero de carga.

Naturalmente que esta distribución permitiría una salida más fácil de los pasajeros con destino a Milán. Sin embargo, los que documentaron el vuelo en Hamburgo no estaban usando el sistema de Alitalia que no aceptaba condiciones de asientos en vuelos multi-trayectos. Este software requiere que el personal de tierra envía los datos de embarque vía correo electrónico al control de despacho y carga.

RELACIONADO
VivaAerobus conectará Monterrey con San Luis Potosí y La Paz

Por lo tanto, al controlador de la carga no se le dio la información correcta al finalizar la hoja de carga, y sin verificación, asumió que había una distribución razonable de asientos en el avión. La distribución para el vuelo Milán-Roma era de 4 pasajeros en la sección frontal, 47 pasajeros en medio y 52 pasajeros en la sección trasera de la cabina. Adicionalmente, la bodega de carga delantera, que contenía el equipaje de los que iban a Milán, fue vaciada. Esta serie de eventos y decisiones son los que llevaron al desbalance que resultó en el tail-strike cuando el A320 despegó.

El reporte establece los siguientes cuatro factores que contribuyeron al incidente:

  • La naturaleza irregular de un vuelo de varios tramos operado por la aerolínea.
  • La falta de procedimientos para control de carga y monitoreo de la distribución de carga debido a información insuficiente entre los despachadores y la oficina de despacho. Esto también fue por causa de lo inadecuado del módulo usado para comunicar la carga para vuelos de trayectos múltiples.
  • Una falta de verificación visual de la distribución de pasajeros previo al despegue y compararla a la hoja de cargas
  • Falta de percepción de la tripulación de cabina de la crítica distribución de pasajeros en la seguridad del vuelo.

Para los viajeros, este reporte es un buen recordatorio de por qué la tripulación de cabina les pide a los pasajeros permanecer en sus asientos asignados hasta después del despegue, incluso cuando el avión está medio vacío. Un desbalance de peso puede llevar a resultados desafortunados si no se detecta a tiempo.

Foto: Wikimedia Commons

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com