¡Destronado! El caso del Boeing 737 MAX segunda parte

Tiempo de lectura: 2 minutos

En nuestra primera entrega, les comentábamos al respecto de los problemas que enfrenta el Boeing 737 MAX; en esta entrega ahondaremos más en los retos que el fabricante estadounidense aeronáutico en relación a las ventas y a su principal competidor, el Airbus A320 Family.

From the Cockpit

Boeing ha perdido negocio a causa de esto. Todos los días les reportamos de aerolíneas que en un afán de mantenerse vigentes, se cambian a la competencia y reemplazan sus aviones Boeing 737 con aviones Airbus A320 en cualquiera de sus variantes, pero especialmente con la competencia directa del 737 MAX, el Airbus A320neo

El A320neo es hoy por hoy el avión de un solo pasillo más popular en el mundo, con una lista de pedidos interminable, y un patio de entregas libre de colas blancas, el espacio en la cartera de entregas de Airbus para obtener uno de estos jets es prácticamente imposible de conseguir. 

Aerolíneas como KLM, tradicionalmente un operador de Boeing, están decidiendo cambiar su flota por equipos de Airbus. En meses pasados la aerolínea bandera de Holanda anunció su decisión de cambiar su flota de Boeing 737 por aviones Airbus A320neo para ellos y para su subsidiaria de bajo costo, Transavia. En total 100 jets que comenzarán a entregarse a partir de la segunda mitad del 2023 y que se convirtió en una orden más de un cliente tradicional que se le escapa entre los dedos a Boeing. 

La plataforma está muy lejos de estar muerta, clientes como Southwest Airlines, American Airlines, Alaska Airlines y United Airlines mantienen vivo el proyecto y es un hecho que habrá Boeing 737 MAX para rato, pero desafortunadamente para Boeing no a los niveles que deseaba, la corona para el MAX está perdida por el momento con 4,878 órdenes de su Boeing 737 MAX contra las 7,986 órdenes del Airbus A320 family; A319neo, A320neo y A321neo, el cual, por cierto, se está robando la foto por la cantidad de conversión de órdenes de su hermano menor el A320 al A321.

El problema es también generacional. Mientras las generaciones de pilotos de los 80s no le tenían confianza al Airbus A320 por sus sistemas electrónicos y su accidente derivado de estos en 1988, esta nueva generación de pilotos quien creció con más tecnología electrónica en sus manos, no parece tener problema con sistemas más automatizados y de raíz son aviones mucho más aceptados que hace 30 años.  

From the Cockpit

RELACIONADO
El drone de Airbus, Skyways, realiza las primeras pruebas de entregas “tierra-barco”

Otro detalle es que mientras Boeing continuaba trabajando de manera tradicional, Airbus se convirtió en un experto en sistemas electrónicos. La prueba de esto, es desafortunadamente el Boeing 737 MAX mismo. Airbus sabe perfectamente bien cómo integrar sistemas electrónicos con mecánicos, en este intento de Boeing las cosas no les salieron tan bien como planeaban y el resultado fue un avión que terminó por generar situaciones inseguras por errores electrónicos que terminaron en accidentes fatales.

La memoria colectiva no es de muy larga duración, y hay una buena posibilidad de que con los años la mala opinión de la que sufren los productos de Boeing se diluya. Si encima se pueden agregar algunos años libres de escándalos, es probable que la confianza en el jet regrese y las ventas se recuperen. El MAX es un avión seguro, se puede alegar que es el más seguro en los celos hoy por hoy. Esperemos que los años le devuelvan el prestigio que bien tiene merecido. 

  • author's avatar

    By: Alfonso Vázquez

    Piloto Aviador Comercial, apasionado de la aviación y especialmente de su historia. Avgeek consumado, miembro de la sociedad histórica de Pan American Airways.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

AFFPAY AFFPAY Signup AFFPAY Loginp AFFPAY Affiliates Terms AFFPAY Advertisers Terms AFFPAY Privacy Policy AFFPAY FAQ AFFPAY Contact us