Diez años del XC-VMC y Aeropuerto Guadalajara, trampa e irresponsabilidad para con las ambulancias aéreas

Hace un año, me permití escribir al respecto de esta tragedia. “Un piloto como muchos“… Pero lo hice desde la perspectiva humana ya que hablé de los relatos hechos por otros colegas sobre uno de los dos Pilotos acaecidos en ese muy lamentable accidente. Ahora le toca a la parte técnica.

¿Se pudo haber evitado ese accidente? Claro que sí. El problema se generó desde el momento en que la Secretaría de Gobernación (de ese sexenio) no envió a sus Pilotos a adiestramiento para cumplir el reglamento que mandatan tanto la Ley Federal del Trabajo, la Ley de Aviación Civil y el reglamento de licencias al personal técnico aeronáutico.

Se lapidó y condenó a la tripulación por haber ostentado una licencia con una capacidad en el equipo Learjet poco clara, lo cual, no se aplaude.

Pero al público en general al menos, nunca se nos mostró el programa de adiestramiento a las tripulaciones de aquella SEGOB, los contratos con un centro de adiestramiento internacionalmente reconocido y mucho menos, las bitácoras de simulador de vuelo para prácticas de emergencias y procedimientos anormales necesarios para tener una tripulación coordinada, adiestrada y mejor calificada.

Al final, se trataba de cuidar al segundo hombre más importante Políticamente hablando de este país.

¿Fallaron los Pilotos? No únicamente ellos; como en todo accidente, y a decir del modelo sueco MTO (Människa Teknik Organisation), los accidentes se gestan derivado de la combinación de errores humanos, técnicos y organizacionales, con el mismo peso específico entre los tres.

  • Aeropuerto de Guadalajara: No permiten la pronta acción del traslado de pacientes.

Sirva este relato para que los Directivos de Grupo Aeroportuario del Pacífico GAP, Los Señores Saúl Villarreal, Sergio Enrique Flores y José Ángel Martínez, nos ayuden a tomar cartas en el asunto.

Existen operaciones de ambulancia aérea, las cuales, por su naturaleza, requieren de todo el apoyo que el Estado, los aeropuertos y su personal, puedan dar para salvaguardar la vida de los pacientes transportados vía aérea.

El SENEAM, quien dirige y coordina el tránsito aéreo hace mucho por estas aeronaves quienes se reportan como MEDEVAC o Ambulancia, ya que como lo dice la OACI, estas aeronaves tendrán preferencia ante cualquier otra aeronave.

Pero en el caso del personal de seguridad y operaciones del Aeropuerto de Guadalajara no es así.

Obligar a una tripulación a pagar los derechos de plataforma y otros que se generan para otorgar paso a la ambulancia ANTES de permitirle el paso hacia la plataforma y recuperar al paciente, debe ser catalogado como un acto de indolencia primero y negligencia después.

Hay una razón por la cual las ambulancias deben estar esperando a la aeronave en cuanto esta se aproxima a la plataforma de estacionamiento y no al revés.

Un recién nacido con complicaciones, debió haber salido del Aeropuerto de Guadalajara al hospital de especialidades en neonatología inmediatamente al haber aterrizado la Ambulancia Aérea, pero esto no fue posible porque tanto el personal de seguridad y de rampa de MMGL/GDL no permitían el paso de la ambulancia hasta que “no fueran pagados TODOS los gastos de plataforma, desembarque y demás”.

¿Se harán responsables si un paciente no logra llegar al hospital por negarle el paso a la ambulancia?

Pedimos también a las autoridades de Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Aeronáutica Civil, permitan que las ambulancias aéreas registradas puedan ser reconocidas como “Vuelo Seguro” al entrar a espacio aéreo mexicano provenientes de Suramérica.

Las escalas en Tapachula y Cozumel pueden poner en riesgo la estabilidad de un paciente ya que dichas escalas, van desde 30 minutos hasta una hora, minutos que se vuelven críticos para la evolución satisfactoria de la persona.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com