El contrato por el nuevo Air Force One fue un error: Boeing

Tiempo de lectura: 2 minutos

En 2018, durante la administración de Donald Trump, Boeing firmó el contrato para construir el reemplazo del Air Force One. Las negociaciones se basaron en la afirmación del entonces CEO de Boeing, Dennis Muilenburg de que el programa no excedería los $4,000 millones de dólares.  Ahora, cuatro años más tarde, dentro de la administración de Boeing ha criticado el acuerdo y se arrepiente de haber ofrecido esas condiciones para el Air Force One.

Cuando se negoció el contrato por la renovación del Air Force One, Donald Trump hizo gala de sus habilidades de negociador con Boeing. El expresidente de EE. UU., amenazó con cancelar el proyecto debido a que era “rídiculo” y demasiado caro. Ante esta situación, el entonces CEO de la compañía estadounidense, prometió que el costo no superaría los $4,000 MDD. Fue así que se cerró el acuerdo y después de esa cifra, Boeing ha tenido que asumir los costos.

Ahora, la fabricación del nuevo Air Force One ha resultado en problemas y pérdidas para el fabricante a lo largo de los años. El último cargo en contra del fabricante fue informado el pasado miércoles 27 de abril; Boeing señaló que registró un cargo por $600 millones de dólares para el desarrollo del avión presidencial.

Esto se ha producido debido al “aumento de costos de los proveedores y mayores costos para finalizar los requisitos técnicos y retrasos en la programación.” Este se suma al monto de $318 millones de dólares que se generaron por problemas derivados por la pandemia del COVID-19. Al respecto, el Director Ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, indicó que la compañía no debió haber asumido el negocio del Air Force One. El hombre al frente de Boeing, declaró:

Voy a llamar a un momento único, una negociación muy singular, un conjunto de riesgos muy singular que Boeing probablemente no debería haber asumido. Pero estamos donde estamos, y vamos a entregar grandes aviones. Y vamos a reconocer los costos asociados con eso.”

El Air Force One ha representado más malas que buenas para Boeing y para muestra las pérdidas de este trimestre.  El nuevo avión presidencial dejó al fabricante pérdidas por $600 millones de dólares del total de los $1.242 millones; es decir, el 50% de los números en rojo de este periodo fueron a causa del Air Force One.  

  • author's avatar

    By: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

RELACIONADO
¡La Reina muere! Boeing anuncia que dejará de producirse el Boeing 747
Deja tu comentario.

También te podría gustar...